viernes, 23 de noviembre de 2012

Hacerse el sueco (2)

Origen de la expresión "hacerse el sueco"

 

¿Recuerdas la pancarta que comenté en la entrada Hacerse el sueco? Pongo la foto de nuevo:





Mi amigo Ventura Salazar, profesor de la Universidad de Jaén, me ha contado una interesante  explicación sobre el origen de la expresión.

A principios del siglo XIX, Francia, en guerra con el Reino Unido, intentó bloquear comercialmente el comercio británico por mar; España, que entonces era aliada de Francia, tuvo que aplicar el bloqueo y no dejar a los barcos del Reino Unido llegar a sus puertos. Pero eso afectaba a la exportación de vino de Jerez, que se vendía a los británicos en el puerto de Cádiz. Los barcos británicos encontraron una solución: cuando se acercaban al puerto, cambiaban su bandera por la bandera sueca (Suecia era entonces un país neutral). En el puerto presentaban documentos falsificados, y nadie sospechaba nada. Si alguien les hablaba en inglés, los marineros fingían que no entendían. Los españoles que comerciaban con el vino sí sabían la verdad, y empezaron a usar la expresión "hacerse el sueco" con el sentido de 'aparentar que no se comprende algo'.

 Y con ese significado ha llegado a nuestros días. Bonita historia, ¿verdad? Así que los suecos no eran de verdad suecos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.