lunes, 8 de mayo de 2017

Aquí y allá

Hay alguien que lleva varios años pintando una firma muy corta y discreta por las paredes de todo Madrid. El nombre es Til, pero no sé quién es. Son firmas como esta:

       
Calle Augusto Figueroa


A veces no se conforma con una sola firma. Si encuentra una pared que le gusta, la llena:

Calle de la Madera

Hace pocos días, vi por primera vez una pegatina suya:


aquí y allá
Calle Augusto Figueroa

Suena un poco a despedida, porque Til dice estuvo, como si nunca más fuera a pintar en las paredes. Y con su aquí y allá nos da una buena oportunidad para hablar de estas palabras y otras que forman grupo con ellas: aquí, acá, ahí, allí y allá.

Para empezar, te diré que las tres que usamos sistemáticamente en España son las que terminan en : aquí, ahí y allí

Por ejemplo, en este cartel también vemos la preferencia por aquí:


aquí, ahí, allí
Calle Princesa

Acá
y allá, en España, se usan en determinadas combinaciones y expresiones, como veremos más adelante; sin embargo, en algunas zonas de Latinoamérica prefieren acá y allá, en lugar de aquí y allí. Así que lo único que tenemos en común todos es la palabra ahí.

Como hay mucha variación dependiendo de las zonas, voy a describirte solamente el uso habitual en España. Es el que aparece explicado en esta imagen:


aquí, ahí, allí


Cuando usamos estas palabras, por lo tanto, es necesario tener en cuenta dónde está la persona con la que estamos hablando; el espacio cercano a esa persona es el espacio intermedio, es ahí, si esa persona no está a nuestro lado. Por ejemplo, si hablamos por teléfono desde España con alguien que está en Alaska podemos preguntarle:

¿Qué tiempo hace por ahí?

Alaska está muy lejos de España, pero nuestro interlocutor (la persona con la que hablamos) está en Alaska. Como ves en la imagen de arriba, usamos ahí cuando nos referimos al territorio cercano a nuestro interlocutor.

Reservamos la palabra allí, entonces, para cuando situamos algo que no está cerca de nosotros ni tampoco de las personas con las que estamos hablando. Un buen ejemplo es el precioso nombre de esta librería:

aquí, ahí, allí
Calle del Ave María
Esta librería ha abierto en una antigua peluquería, con bonitos azulejos como los que también te mostré en Una cabeza bien amueblada, y han tenido el buen gusto de mantener toda la decoración de la fachada. Pero hoy hablamos del nombre de la librería:

aquí, ahí, allí
Calle del Ave María

No sé si reconoces el origen de este nombre tan peculiar: es parte de un famoso microrrelato del escritor guatemalteco Augusto Monterroso. Este relato es una sola frase:

Cuando se despertó, el dinosaurio todavía estaba allí.

Se han hecho muchas interpretaciones de este relato, porque es tan abierto que permite muchas. Pero hoy nos interesa el allí: alguien se despertó en el pasado y allí, en el lugar donde estaba, todavía estaba el dinosaurio. Cuando el autor escribe esto, está lejos de ese lugar, pero los lectores también lo estamos. Por eso usa allí.

También podemos usar la palabra ahí cuando hablamos del pasado, si nos referimos a algo que pasó en el lugar donde está nuestro interlocutor en el momento de la conversación:

Ella estaba sentada ahí, donde estás tú ahora.


Pero, como te he dicho más arriba, en España también usamos las palabras acá y allá, aunque en contextos determinados. En esta imagen resumo las características de estos usos:


aquí y acá, allí y allá



Bueno, pues eso es todo por hoy. Ya sabes que...




¡Hasta pronto!


4 comentarios:

  1. Hola Marisa, ¿qué opinas de la palabra la palabra "acullá"? no se utiliza mucho por España, pero sí que la vi en libros de autores Hispanoamericanos, a mi me resulta muy interesante esa palabra porque engloba el aquí y allá en una sola palabra, ¿no?
    Un abrazo
    Juan

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues es verdad, se usa tan poco, tan poco, que hasta se me ha olvidado incluirla. Sí, etimológicamente engloba "aquí" y "allá", y viene a querer decir 'por todas partes', pero casi solamente la encontramos en enumeraciones como "aquí, allá y acullá". Yo creo que en obras literarias españolas también se puede encontrar, aunque no es frecuente.
      Muchas gracias por tu observación, Juan. Un abrazo

      Eliminar
  2. Hola desde Corea del sur.
    Soy coreano y me llamo Wonjin.
    Siempre veía ti blog para mejorar mi español. Gracias por tu explicación^^
    Algún día quisiera visitar a tu escuela. Que tenga un buen día^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Wonjin! Me alegra que el blog te resulte útil. Y ya sabes, cuando vengas a Madrid, no te olvides de pasar por mi escuela saludarme, serás muy bienvenido.
      Muchas gracias por tu comentario y saludos desde Madrid

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.