miércoles, 8 de febrero de 2017

Dar la lata



dar la lata
Foto de Jessica Paolillo




¡Hola! Aquí sigo, dando la lata, igual que lo hacen en esta farmacia.

La palabra lata tiene dos significados muy diferentes: 

- Por un lado, una lata es un envase hecho de hojalata (una lámina fina de acero o de hierro). Y en esta farmacia venden latas de diversos productos (aunque en realidad yo no llamaría latas a lo que se ve en la imagen, los llamaría botes).

- Por otro, lata también significa 'todo lo que causa molestia o fastidio'. Por eso, el significado de la expresión dar la lata es ese: molestar, fastidiar, resultar pesado. Así que, en broma, los de la farmacia dicen que nos van a molestar. Poner este cartel en la puerta es, simplemente, una manera de llamar nuestra atención.

Cuando decimos que algo es una lata, o exclamamos ¡Qué lata!, nos referimos a este segundo significado:

- Tener a los niños en casa todas las vacaciones de Navidad es una lata. No nos dejan hacer nada.
- ¡Qué lata de ruido! ¡Todos los días igual y a la misma hora!

Si es algo que molesta mucho, podemos decir que es un latazo (¡atención!, una lata, pero un latazo; puedes ver más ejemplos como este en la entrada Es un puntazo).

De aquí viene el significado del adjetivo latoso, que significa 'fastidioso, molesto, pesado', y que puede aplicarse a cosas o a personas:

- ¡Qué mujer más latosa! ¡Siempre está diciendo las mismas tonterías!
- Este trabajo es muy latoso, hay que tener mucha paciencia para hacerlo.


Las otras imágenes que te traigo hoy son ejemplos del otro significado de la palabra lata:


españa en lata
Calle Cuchilleros



Esta tienda. muy cerca de la Plaza Mayor, está dedicada a la gastronomía, y en especial a las conservas españolas artesanales. Hay conservas de todo tipo: de verduras, de frutas en almíbar, pero yo creo que las mejores conservas españolas son las de pescado. El pescado que va dentro de la lata, generalmente, no tiene mucho espacio de sobra, porque no interesa (por el precio de transporte, supongo) hacer envases muy grandes. Por eso, cuando un espacio está tan lleno de gente que las personas estamos casi (o sin casi) tocándonos unas a otras, decimos que estamos como sardinas en lata. Esto ocurre frecuentemente, por ejemplo, en el metro de Madrid por la mañana temprano.

Las palabras en lata son las que usamos para describir el modo de conservación y presentación de estos alimentos; igualmente, decimos en tarro, en bote, etc. ¡Así que puedes entrar en esta tienda y llevarte España entera dentro de una lata!


Cuando comemos fuera de casa y miramos el menú, a veces tenemos dudas de si el producto que nos ofrecen es fresco o no. Para preguntar sobre esto, nos viene bien la frase que nos ofrece la siguiente foto:

son de lata
Mercado de San Fernando (calle Embajadores)



Las tapas que ponen en este bar para acompañar la cerveza son de lata, o sea, son conservas.

Y la corta frase que da nombre al bar es lo que podemos preguntar en los restaurantes para saber si el producto que ofrecen es fresco:

¿Las alcachofas son de lata?

Hay alimentos que raramente nos van a poner de lata en un restaurante, pero otros, generalmente verduras que son de temporada (o sea, que se encuentran solamente en una época del año determinada), sí que son frecuentemente de lata: por ejemplo, los espárragos blancos, las alcachofas, los guisantes, etc. Así que, si los queremos frescos, mejor preguntar antes.

Y esto es todo por hoy. Ya dejo de darte la lata. ¡Hasta pronto!




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.