domingo, 31 de enero de 2016

La imaginación al poder

¿Qué respondes a esta pregunta que alguien ha pintado en un muro de un barrio de Madrid? ¡Ten en cuenta que un jabalí es un animal salvaje parecido a un cerdo! La segunda opción, NS/NC, significa "No sabe / No contesta"; la tercera, Waguawiwa, es el nombre comercial del dibujante colombiano y venezolano Andrés Colmenares, que no sé si fue el que pintó esto.


te imaginas un jabali
Calle Villaviciosa

¿Te lo imaginas, entonces, o no? Bueno, uno puede imaginar cualquier cosa, pero algo muy diferente es que sea realidad. Fíjate que en la foto aparece el verbo imaginar en forma reflexiva: me imagino, te imaginas, se imagina, etc. Existe también la forma no reflexiva: imagino, imaginas, imagina, etc. En este caso, y a diferencia de otros (como por ejemplo, quedar y quedarse), no hay ninguna diferencia de significado entre usar la forma reflexiva y la no reflexiva. Quizá la forma reflexiva es ligeramente más informal, no hay otra diferencia. 

También en este cartel usan la forma reflexiva:



imaginate que pudieras
Plaza del Canal de Isabel II

Es un cartel que anima a los jóvenes a participar en la acción política para cambiar muchas situaciones que les afectan. Lo hace pidiéndoles que imaginen una situación que no es habitual, desafortunadamente: que los jóvenes puedan cambiar las cosas.

Generalmente usamos el verbo imaginar(se) para introducir una información que presentamos como algo que creemos posible, que probablemente es real:

- Ayer no vino Marga a trabajar, yo por lo menos no la vi.
+ Yo tampoco. Me imagino que está todavía de vacaciones, creo que le quedaban unos días libres.

- ¿Llamamos a Patricia?
+ Vale, llámala, me imagino que habrá salido ya de clase.

Como con otros verbos que cumplen la misma función, introducir una información que creemos verdadera (como creer y suponer), imaginar(se) introduce una frase que tiene el verbo en indicativo (en los ejemplos anteriores, está, quedaban y habrá salido).

Sin embargo, cuando le pedimos a alguien que suponga o imagine algo, como en la foto de arriba, no estamos afirmando nada ni dando ninguna información. Si la acción imaginaria se presenta como algo difícil, poco probable o imposible, con mucha frecuencia se usa el imperfecto de subjuntivo:

Imaginaos que la Tierra fuera plana. ¿Nos podríamos caer?
Supón / Suponte que tuvieras un hijo. ¿Qué nombre le pondrías?
¿Te imaginas que viviéramos en Londres? ¿Cómo sería nuestra vida?

En esta construcción, de todas formas, en la lengua informal es muy habitual usar igualmente el indicativo, sin ningún cambio de significado:

Imaginaos que la Tierra es plana. ¿Nos podríamos caer?
Supón / Suponte que tienes un hijo. ¿Qué nombre le pondrías?
¿Te imaginas que vivimos en Londres? ¿Cómo sería nuestra vida?

Esta alternancia y posibilidad de elegir entre indicativo y subjuntivo también existe cuando negamos la acción de imaginar:

Nunca imaginé que existía/existiera gente tan buena
No imaginaba que había/hubiera tanta gente en el concierto

Todo esto es aplicable solamente a las oraciones sustantivas, o sea, a las oraciones que empiezan con la palabra que y que completan el sentido de la oración principal, en este caso cumpliendo la función de complemento directo.

En otro tipo de oraciones, usamos siempre indicativo:

No te puedes imaginar lo que ha pasado
¿A que no te imaginas con quién me encontré ayer?
No me imagino dónde puede estar.

Parece un poco complicado, pero no lo es, como verás en este cuadro:



imaginar subjuntivo indicativo



Como ves, el verbo imaginar nos da mucha libertad para elegir: con forma reflexiva o no, con indicativo o subjuntivo en muchas ocasiones. ¡Y es que la imaginación es lo mejor que tenemos: nos da el poder de volar con nuestra mente, de crear, de soñar! ¡La imaginación al poder!

¡Hasta pronto!










lunes, 25 de enero de 2016

Hilar fino




hilar fino
Travesía de la Comadre






Otra vez, callejeando, me he encontrado una tienda de arreglos de ropa con un nombre curioso y bonito.      

Hilar significa 'fabricar, hacer hilo a partir de un material, normalmente pelo de algún animal'. Entendemos que en esta tienda sugieren que, a partir de sus trabajos de arreglos, crean sueños con hilo, es decir, alegran la vida de la gente.

Por supuesto, este verbo viene de hilo, el material básico que necesitamos para coser. Además de este uso, el hilo se ha puesto de moda últimamente para depilar ('quitar pelo'). Así que hilamos cuando hacemos hilo, y depilamos con hilo, como en esta tienda, que juega con los sonidos de estas palabras para hacer una rima:


hilar fino
Calle Manuela Malasaña




En la actualidad hay poca gente que hile, pero por supuesto es una actividad manual que no ha desaparecido, e incluso creo que se está poniendo de moda, porque se pueden encontrar muchos vídeos en Internet para aprender a hacerlo. La palabra hilar, aunque no se use mucho en su sentido original, ha seguido usándose de forma metafórica, normalmente con un significado de 'unir, relacionar unas ideas con otras'. Por ejemplo, después de leer un texto, puedo hacer esta crítica: Las ideas son interesantes, pero el texto está mal hilado, no se relacionan bien unas ideas con otras.

También hemos seguido usando este verbo en la expresión hilar fino, que significa 'ser sutil, minucioso o cuidadoso con lo que haces o con lo que dices cuando estás en una situación que lo requiere, atendiendo a todos los detalles y matices'. Te voy a poner dos ejemplos:

- Después de las elecciones de diciembre, en España hay una difícil situación política: no hay mayorías, y todos los partidos necesitan el voto de otros partidos para formar gobierno y gobernar. De momento no hay ningún acuerdo y hay muchas posibilidades abiertas. Así que los que quieran conseguir los votos necesarios para gobernar tendrán que hilar muy fino para conseguirlo: pactar, acordar, no enfadar  a los posibles apoyos, ofrecer soluciones de compromiso, etc.

- En un artículo sobre cómo conseguir que un vídeo se convierta en viral, Francisco Torreblanca dice en su blog:

Alcanzar el éxito de la viralidad precisa de al menos dos motivos: que el contenido sea capaz de hacer sentir y que contenga esa chispa creativa que haga que la comunidad desee compartir dicho contenido. Para el primer punto, que el contenido sea capaz de hacer sentir, es lógico pensar en trabajar algún aspecto relacionado con las emociones: miedo, furia, nostalgia, amor,…Para el segundo punto, que contenga esa chispa creativa que haga que la comunidad desee compartir dicho contenido, debemos hilar fino, por ejemplo haciendo sentir protagonista al receptor del vídeo para que éste a su vez lo interiorice y despierte ciertos rasgos del ego.

RECOMENDACIÓN:
No dejes de leer también: Un roto para un descosido



Igual que pasa con hilar, es bastante común oír expresiones, frases hechas que contienen palabras poco usadas o no usadas, pero que han seguido utilizándose dentro de esas expresiones. Ocurre, por ejemplo, con la palabra que da nombre a esta tienda:


pensar en las musarañas
Calle Moratín




Muchísima gente no sabe qué es una musaraña ni le hace ninguna falta, porque las musarañas son unos animalitos que, aunque viven en toda España, raramente se ven, ya que viven debajo de la tierra (quizá por eso esta tienda se ha llamado así, porque está un poco escondida). Pero todo el mundo conoce la expresión pensar en las musarañas, que se dice de alguien cuando está distraído, cuando no está atendiendo a lo que pasa a su alrededor. Incluso hay en Alicante un café que se llama así, Pensando en las musarañas.

Con el mismo significado, usamos otras expresiones, como estar en las nubes o estar en Babia. Con esta última expresión pasa como con las musarañas: aunque la gente usa la expresión, la mayoría no sabe qué es Babia ni dónde está. A propósito de Babia, te recomiendo un libro muy interesante del novelista Julio Llamazares, Atlas de la España imaginaria, donde se habla del origen de expresiones como esta y los lugares que les dieron origen.

Espero que no te hayas aburrido leyendo esta entrada y ahora mismo no estés en Babia o en las nubes o pensando en las musarañas. ¡Hasta pronto!


en la luna en las nubes en Babia pensando en las musarañas






jueves, 21 de enero de 2016

Barrio mestizo



                               
En la entrada Barrios te hablé de la importancia de la vida en los barrios de Madrid, con ejemplos, sobre todo, de Malasaña y Chueca. Hoy quiero hablarte un poco de mi propio barrio, que es menos céntrico: Tetuán, y de lo que hay en una plaza de este barrio.

Mi barrio es, sobre todo, un barrio de contrastes: está dividido por  una calle, Bravo Murillo, que marca una frontera social (con algunas excepciones, claro, esto no son matemáticas). Al norte (a la derecha, en el mapa que tienes debajo), la zona más cercana al Paseo de la Castellana, más rica; al sur de la calle (a la izquierda), la zona más pobre o menos rica. ¡Siempre, la eterna diferencia entre el norte y el sur: continentes, países, ciudades y barrios siguen el mismo patrón!






En la zona menos rica, hay una plaza dedicada un poeta que vivió en el barrio gran parte de su larga vida: Leopoldo de Luis (1918-2005). La plaza no es bonita, para mi gusto; al contrario, es bastante fea, está mal diseñada, y además, está descuidada y algo sucia. Pero hay algunas cosas interesantes en ella; sobre todo, que no hace mucho tiempo se pintaron frases, palabras y fragmentos de poemas de Leopoldo de Luis. Una poesía existencial que nos habla del sentido de la vida y de la unión del ser humano con la naturaleza.

Creo que estos poemas y versos son sencillos y que, quizás buscando dos o tres palabras, podrás entenderlos. Como la poesía cada uno la puede entender y sentir a su manera, no voy a explicarte el significado. Simplemente, ¡espero que sientas el calor y la serenidad, la calma que transmite esta poesía!


leopoldo de luis


leopoldo de luis






leopoldo de luis



leopoldo de luis




leopoldo de luis



leopoldo de luis




Tetuán (especialmente su zona sur) es un barrio en el que convive gente de todas las nacionalidades: chinos, dominicanos, españoles, filipinos, marroquíes, paraguayos, etc., y en él se puede ver una enorme variedad de costumbres, aspectos, comercios... En los bancos de esta plaza, al lado de los versos del poeta español, charlan migrantes y no migrantes de todos los colores y edades, mientras sus niños juegan en una humilde zona de juegos. En un rincón, alguien ha pintado una buena definición del barrio que puedes ver en la última foto.

Mestizo/a, que puede usarse como adjetivo o como sustantivo, significa 'resultado de la mezcla de etnias'. Y aunque casi toda la ciudad de Madrid, después de la gran inmigración de la primera década del siglo XXI, es un poco mestiza, Tetuán lo es en muy alto grado, y se siente orgulloso de serlo. En este barrio, españoles y migrantes se unen en la lucha por la dignidad, como lo hacen, por ejemplo, los miembros del grupo Invisibles de Tetuán.

Hace un tiempo leí en una novela una frase que me encantó, aunque no recuerdo su autor: "La única poesía de los barrios pobres es la lluvia". Sin embargo, Tetuán (sur), barrio mestizo y pobre, también es poético.


leopoldo de luis
Plaza Leopoldo de Luis





domingo, 17 de enero de 2016

¿Juro o prometo?



En una calle del barrio de Lavapiés que tiene el mismo nombre que el barrio, las persianas de un estanco (una tienda donde se vende, sobre todo, tabaco) están decoradas con este muro, en el que aparece, a la derecha, la palma de una mano abierta, y sobre ella, un mensaje:


juras o prometes
Calle Lavapiés


juras o prometes
Calle Lavapiés





Jurar y prometer son en realidad la misma acción. Las dos expresan un compromiso personal y firme con la verdad de lo que se va a decir después. Pero con el tiempo, jurar ha tomado un sentido religioso, porque es frecuente que los juramentos se hagan poniendo por testigo a dios (Juro por Dios que...); también porque, en los actos institucionales, juicios, etc., este juramento se hacía (y a veces todavía se hace) delante de la Biblia o poniendo la mano sobre la Biblia.

Estos días en España los diputados y senadores comienzan sus tareas después de las elecciones. El primer día, tienen que jurar o prometer cumplir y hacer cumplir la Constitución (la ley fundamental de la organización del Estado). Algunos juran (los que son religiosos) y otros prometen (los que no son religiosos y los que piensan que la religión no tiene nada que ver con la política). 

En la lengua informal, sin embargo, no se da tanta atención a esta diferencia y muchas veces se usa jurar sin connotaciones religiosas, igual que prometer. Otra diferencia entre el uso formal y el informal es que, en los juramentos formales, normalmente se usa, después de estos verbos, un infinitivo; por ejemplo, los jueces suelen decir, antes de hacer preguntas: ¿Jura o promete decir la verdad? En cambio, normalmente usamos la construcción que tienes en la imagen de debajo.

En esta imagen te hago una promesa. ¿Y tú, me prometes que seguirás leyendo este blog?


te juro que indicativo




domingo, 10 de enero de 2016

¿Para qué sirve un balcón?

Balcones de Madrid


Madrid es una ciudad llena de pequeños balcones. Balcones que cumplen muchas, muchas funciones, tanto prácticas como decorativas.

Una de sus funciones tradicionales es servir de jardín o patio para aquellas casas en las que no hay ni jardín ni patio, como esta de Malasaña (un poco exagerada, porque las plantas impiden que entre la luz, que es otra de las funciones de los balcones):


balcones de madrid
Calle Pérez Galdós

Otra función muy común, aunque poco estética, es usar el balcón como tendedero cuando no tenemos un lugar específico en la casa o en la azotea (parte superior de un edificio, plana, por la que se puede andar; en muchos edificios se usa esa zona para tender la ropa) de la casa. En España no se usan mucho las máquinas secadoras, preferimos tender la ropa al aire, sobre todo si hace sol. Se piensa que es más higiénico, a pesar de la contaminación. Claro que hay algunos que tendiendo, tendiendo, se quedan sin balcón:

balcones de madrid
Calle de Goiri

En algunos edificios, la comunidad de vecinos prohíbe tender en los balcones y terrazas, pero en las zonas populares todo el mundo lo hace.

Otro uso frecuente de los balcones madrileños es poner en ellos las cosas para las que no hay espacio dentro. Mucha gente, por ejemplo, pone la bicicleta en el balcón. Pero algunos usan sus balcones como verdaderos trasteros (lugares donde se guardan los trastos, cosas que no necesitamos habitualmente):

balcones de madrid
Calle de Goiri

Por supuesto, el balcón sirve también para mirar qué pasa en la calle y para tomar el aire. 


Pero hay gente que usa su balcón de forma más decorativa. No sé si recuerdas la foto de abajo, de una entrada en la que te mostré varios trampantojos de Madrid. Aquí, el balcón existe pero la salida al balcón no, así que no sirve ni para tender, ni para poner los trastos, ni para tomar el aire.


balcones de madrid
Calle Vélez de Guevara


Una moda que me llama la atención y no sé de dónde viene es la de poner maniquíes en los balcones, sobre todo en los barrios de Chueca, Malasaña y La Latina.

Hay algunos que solamente ponen las piernas del maniquí, al lado de las plantas y la jaula con el pajarito (otro uso típico del balcón):


balcones de madrid
Calle San Vicente Ferrer


Otros ponen los maniquíes completos, a veces desnudos y a veces vestidos. Encontramos figuras masculinas:


balcones de madrid
Calle Luis de Góngora


Y también figuras femeninas:


balcones de madrid
Plaza de Chueca


En raras ocasiones estos maniquíes llevan mensajes en su ropa, pero aquí tenemos uno:


balcones de madrid
Calle Hortaleza

Las rejas (las piezas de metal que se ponen en los balcones para nuestra seguridad, pero que también sirven para adornar) no permiten leer bien el mensaje, pero yo lo miré desde varias perspectivas, y decía: Qué jodidamente increíble es quererte.

Aunque el adjetivo jodido/a (que es un taco o palabrota), de donde viene jodidamente, tiene significados negativos (triste, enfermo, estropeado y otros muchos, depende de qué estemos hablando), esta frase de la foto es muy positiva. Es una declaración de amor: amarte es maravilloso, tremendamente, absolutamente increíble. Es posible que la camiseta la haya puesto el dueño de la casa porque quiere manifestar su amor hacia alguien que pasa por esa calle.

Los balcones de Madrid son, en fin, salidas a la vida, lugares para mostrar y para ver. ¿Y en tu ciudad, los hay? ¿Para qué se usan? ¡Hasta pronto!









miércoles, 6 de enero de 2016

Regalo de Reyes

¡Holaaa! ¡Los Reyes Magos han dejado un regalo para ti en mi blog!    

Sí, es este estupendo libro electrónico que reúne muchas de las imágenes y explicaciones sobre expresiones o frases hechas que he venido publicando en el blog y en Facebook.




¿Lo quieres tener en un archivo pdf, de forma gratuita? ¡Pues pincha aquí!





¡Dime si te gustaría que publicara más libros y sobre qué temas! ¡Hasta pronto!




domingo, 3 de enero de 2016

Recién hecha

Desde hace ya bastantes días, las pastelerías de toda España tienen roscones de Reyes, el dulce típico del día de Reyes. Este día, el 6 de enero, los niños (y muchas veces también los mayores) encuentran los regalos que han dejado para ellos los tres Reyes Magos de Oriente la noche anterior.

El roscón de Reyes lleva azúcar, harina, leche, ron, huevos y mantequilla. Y, lo más importante, porque le da un sabor y un olor muy característicos, un poquito de agua de azahar, que se obtiene de la flor del azahar, la flor de los naranjos. Este dulce suele llevar dentro lo que llamamos una figurita: una figura pequeñita que puede ser un rey, un animalito, etc. Si la figurita está en el trozo de roscón que te estás comiendo, tendrás suerte durante el año. Pero a veces, los roscones tienen dentro un haba (de plástico); si aparece el haba en tu trozo, tendrás mala suerte porque te tocará pagar el roscón.

Me gusta mucho este anuncio del año pasado que habla precisamente de habas y figuritas y por eso quiero compartirlo contigo:





Ya has visto en el anuncio cómo es un roscón. Pero no siempre se hacen en casa, de hecho es más común comprarlo ya hecho. En esta pastelería los venden y los anuncian en la calle:


roscón de reyes
Calle Nuestra Señora del Carmen

En el anuncio pone que los roscones de esta pastelería están recién elaborados, que quiere decir lo mismo que recién hechos, 'hechos hace muy poco tiempo'. La palabra recién, en España, se usa en combinación con participios, como hecho, elaborado, casado, terminado, etc. En otros países castellanohablantes, esta palabra se usa también combinada con verbos (por ejemplo, "Recién salí del trabajo", que significa 'acabo de salir del trabajo'). Estos son otros ejemplos encontrados en Madrid:


recién pintado
Calle Atocha



recién operado
Hospital Puerta de Hierro

Recién, cuando se usa delante del participio, es la forma corta del adverbio recientemente. Así, decimos:

Esa pareja se ha casado recientemente = Esa pareja está recién casada
Le han operado recientemente = Está recién operado

La primera opción es más formal, la segunda es la que usamos de manera habitual. Pero además, tenemos el adjetivo reciente:

pan reciente
Calle Tablada

La verdad es que no confío mucho en que el pan de un bazar sea de verdad reciente, o sea, hecho hace poco tiempo. Los bazares son tiendas en los que se vende casi cualquier tipo de productos: juguetes, artículos de limpieza, comida, etc. Yo recomiendo comprar el pan en las panaderías.

¿Quieres practicar un poco la diferencia entre recién y reciente, tal como usamos estas palabras en España? ¡Haz este ejercicio!



¡Y aquí te envío esta entrada recién hecha! ¡Espero que te guste y que, si estás en España, te toque la figurita en el roscón de Reyes! ¡Hasta pronto!