lunes, 7 de enero de 2019

Madrid te quiere



En otras ocasiones te he hablado ya de que Madrid tradicionalmente ha sido y generalmente sigue siendo una ciudad acogedora, hospitalaria, en la que conviven sin grandes conflictos personas de distintas zonas de España y de distintos países, gente de distintas ideologías, religiones y modos de vida. Esto sigue siendo verdad, sobre todo en comparación con otras ciudades de Europa, aunque últimamente algunas personas y colectivos -incluidos algunos partidos políticos- intentan romper esa paz social con sus mensajes de odio irracional.

Los mensajes institucionales del Ayuntamiento sí nos hablan de esa sensación de que Madrid es de todos y para todos:

Aprende español callejeando por Madrid: Madrid te quiere
Calle Montalbán

Aprende español callejeando por Madrid: Madrid te quiere
Metro de Madrid



El primer anuncio se hizo para la celebración del Día del Orgullo Gay, que es muy importante en la ciudad, y el mensaje es que no importa si amas a alguien de tu mismo sexo o de diferente sexo o a personas de los dos sexos. En todos los casos, Madrid te quiere.

El segundo anuncio es de estas últimas fiestas de Navidad. Actualmente en Madrid hay algunas normas para la entrada de coches en el centro y no se puede entrar con coches muy contaminantes. Pero este anuncio invita a venir al centro de Madrid aunque no vivas en él: si vives en el centro como si vives en las afueras como si vives en otras ciudades. ¡Para eso tenemos el metro, los trenes y los autobuses!

Los dos anuncios dan la imagen de una ciudad abierta, acogedora. Y además, los dos tienen en común una misma estructura gramatical donde aparecen dos verbos (iguales) en subjuntivo, unidos por un pronombre relativo: quien, donde, en este caso. Y en los dos casos necesitamos también preposiciones: a porque amamos a alguien, y de porque venimos de un lugar. Esta estructura expresa lo mismo que la palabra aunque: aunque vengas de otra ciudad, abrimos para ti; aunque ames a una persona de tu mismo sexo, Madrid te quiere.

Esta forma gramatical se usa muchísimo, tanto en la lengua formal como en la informal. Puedes usarla con cualquier verbo o pequeña frase. Aquí te pongo algunos ejemplos muy usados:


Aprende español callejeando por Madrid: Madrid te quiere




El último ejemplo te lo pongo en vídeo. Es la forma cueste lo que cueste, que se usa al final de un lema muy utilizado en las manifestaciones de los últimos años. Es un lema que empezó a usar el movimiento 15M y que dice así: De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue, cueste lo que cueste.

Y con la lucha, que sigue, te dejo. ¡Hasta pronto!