lunes, 25 de enero de 2016

Hilar fino




hilar fino
Travesía de la Comadre




Otra vez, callejeando, me he encontrado una tienda de arreglos de ropa con un nombre curioso y bonito.      

Hilar significa 'fabricar, hacer hilo a partir de un material, normalmente pelo de algún animal'. Entendemos que en esta tienda sugieren que, a partir de sus trabajos de arreglos, crean sueños con hilo, es decir, alegran la vida de la gente.

Por supuesto, este verbo viene de hilo, el material básico que necesitamos para coser. Además de este uso, el hilo se ha puesto de moda últimamente para depilar ('quitar pelo'). Así que hilamos cuando hacemos hilo, y depilamos con hilo, como en esta tienda, que juega con los sonidos de estas palabras para hacer una rima:


hilar fino
Calle Manuela Malasaña



En la actualidad hay poca gente que hile, pero por supuesto es una actividad manual que no ha desaparecido, e incluso creo que se está poniendo de moda, porque se pueden encontrar muchos vídeos en Internet para aprender a hacerlo. La palabra hilar, aunque no se use mucho en su sentido original, ha seguido usándose de forma metafórica, normalmente con un significado de 'unir, relacionar unas ideas con otras'. Por ejemplo, después de leer un texto, puedo hacer esta crítica: Las ideas son interesantes, pero el texto está mal hilado, no se relacionan bien unas ideas con otras.

También hemos seguido usando este verbo en la expresión hilar fino, que significa 'ser sutil, minucioso o cuidadoso con lo que haces o con lo que dices cuando estás en una situación que lo requiere, atendiendo a todos los detalles y matices'. Te voy a poner dos ejemplos:

- Después de las elecciones de diciembre, en España hay una difícil situación política: no hay mayorías, y todos los partidos necesitan el voto de otros partidos para formar gobierno y gobernar. De momento no hay ningún acuerdo y hay muchas posibilidades abiertas. Así que los que quieran conseguir los votos necesarios para gobernar tendrán que hilar muy fino para conseguirlo: pactar, acordar, no enfadar  a los posibles apoyos, ofrecer soluciones de compromiso, etc.

- En un artículo sobre cómo conseguir que un vídeo se convierta en viral, Francisco Torreblanca dice en su blog:

Alcanzar el éxito de la viralidad precisa de al menos dos motivos: que el contenido sea capaz de hacer sentir y que contenga esa chispa creativa que haga que la comunidad desee compartir dicho contenido. Para el primer punto, que el contenido sea capaz de hacer sentir, es lógico pensar en trabajar algún aspecto relacionado con las emociones: miedo, furia, nostalgia, amor,…Para el segundo punto, que contenga esa chispa creativa que haga que la comunidad desee compartir dicho contenido, debemos hilar fino, por ejemplo haciendo sentir protagonista al receptor del vídeo para que éste a su vez lo interiorice y despierte ciertos rasgos del ego.

RECOMENDACIÓN:
No dejes de leer también: Un roto para un descosido



Igual que pasa con hilar, es bastante común oír expresiones, frases hechas que contienen palabras poco usadas o no usadas, pero que han seguido utilizándose dentro de esas expresiones. Ocurre, por ejemplo, con la palabra que da nombre a esta tienda:


pensar en las musarañas
Calle Moratín




Muchísima gente no sabe qué es una musaraña ni le hace ninguna falta, porque las musarañas son unos animalitos que, aunque viven en toda España, raramente se ven, ya que viven debajo de la tierra (quizá por eso esta tienda se ha llamado así, porque está un poco escondida). Pero todo el mundo conoce la expresión pensar en las musarañas, que se dice de alguien cuando está distraído, cuando no está atendiendo a lo que pasa a su alrededor. Incluso hay en Alicante un café que se llama así, Pensando en las musarañas.

Con el mismo significado, usamos otras expresiones, como estar en las nubes o estar en Babia. Con esta última expresión pasa como con las musarañas: aunque la gente usa la expresión, la mayoría no sabe qué es Babia ni dónde está. A propósito de Babia, te recomiendo un libro muy interesante del novelista Julio Llamazares, Atlas de la España imaginaria, donde se habla del origen de expresiones como esta y los lugares que les dieron origen.

Espero que no te hayas aburrido leyendo esta entrada y ahora mismo no estés en Babia o en las nubes o pensando en las musarañas. ¡Hasta pronto!


en la luna en las nubes en Babia pensando en las musarañas






2 comentarios:

  1. de verdad es un blog fenomenal, ¡cómo mola! gracias por tus esfuerzos, Marisa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, lector o lectora anónimo. Me esfuerzo, pero también me lo paso muy bien escribiéndolo. ¡Hasta otra ocasión!

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.