miércoles, 15 de mayo de 2013

Carajo y carajillo

España se va al carajo mientras se toma un carajillo



Los conflictos en la sanidad pública madrileña continúan. Está a punto de empezar el proceso de privatización de la gestión de varios hospitales públicos y centros de salud, y la mayoría de los trabajadores  de estos hospitales está en contra, igual que lo está la mayoría de los madrileños (según las encuestas hechas recientemente por diferentes medios de comunicación). Esto, unido a los terribles datos del paro (puedes leer sobre esto en Primero de mayo, Día del Parado), explica este cartel en un hospital público de Madrid:


españa se va al carajo
Hospital Clínico


La expresión informal "irse al carajo" significa 'estropearse o hundirse, tener un mal fin'. Y, aunque en España no es un taco muy fuerte en comparación con otros que se usan más (puedes ver algunos ejemplos en Jo, cómo mola), tampoco es una expresión suave, porque uno de los significados de la palabra carajo es 'pene'. Y con este significado se usa habitualmente en muchas zonas hispanohablantes (no tanto en el español de España).

Y sí, gran parte de la población tiene la sensación de que este país se va al carajo, como muestra la última encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas. Ayer encontré en el Facebook de Descosido esta imagen que muestra muy bien la sensación de la mayoría de la población:


Sin embargo, observo a mi alrededor que ningún gobierno, inversor o banco ha conseguido quitarnos completamente algo importante en la vida de los españoles: saber disfrutar de los pequeños momentos de placer que la vida puede darnos (a cada uno según sus posibilidades). Y a eso nos invita este cartel que está en la puerta de algunos bares y nos sugiere regalarnos un pequeño placer:


carajillo
Calle Fuencarral

El carajillo, en España, es una bebida tradicional que consiste en café con un poco de coñac. A veces, en lugar del coñac, se echa orujo o ron. Así que la pareja "carajo-carajillo" es otro de esos casos en los que con el diminutivo (-illo/a, -ín/ina, uelo/a, ito/a, etc.) al final se ha creado una palabra con un significado diferente del de la palabra de origen. Puedes ver más ejemplos de estas "parejas" en Bancos al banquillo y en Primero de mayo, Día del Parado.

Así que, desde España, te envío saludos tomándome un carajillo mientras me voy, con todo el país, al carajo.

¡Pero no te olvides de los que se están quedando sin trabajo, sin dinero y sin casa! En esa situación es muy difícil disfrutar de la vida. Acuérdate de ellos. Sí se puede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.