sábado, 18 de mayo de 2013

Revoluciónate

Excusas para no comprometerse



Mi amigo Iñaki Goitia me pasó hace unos días esta foto tomada en una pared de una calle de Madrid:


revolucionate


Antes de nada, vamos a corregir un poco la ortografía: falta el acento en "revoluciónate" y sobra el acento de "esto". Además, nos faltan -como casi siempre: puedes leer sobre esto En peligro de extinción- los signos de exclamación al principio de la frase: "¡¡¡Revoluciónate el miércoles!!!"

Pero vamos a lo más importante, entender el mensaje. "Revolucionarse" es una palabra que no está en el diccionario de la Real Academia; sí encontramos "revolucionar", con el sentido de 'provocar una revolución'. En la lengua informal, yo llevo años oyendo "revolucionarse" con el significado de 'alterarse, ponerse nervioso o enfadarse'; sin embargo, no he encontrado en Internet ejemplos con este sentido, así que quizá sea un uso familiar. 

En esta pintada, "revolucionarse" significa 'rebelarse, hacer la revolución contra algo' y he encontrado algún ejemplo más:


Toca Revolucionarse...



Pues sí, no se trata ni de tomar La Bastilla, ni de colocar barricadas en las calles como en Los Miserables o imitar a los de Sierra Maestra, pero está claro que debemos hacer una revolución...
El poder democrático debe ser liderado por los/as mejores, por los más íntegros y capaces. Creo que ya está bien de mediocres liderando y gestionando el destino de muchos. 

http://tecnoviso.blogspot.com.es/2013/02/toca-revolucionarse.html


Una nueva forma de revolucionarse

Javier Pérez de la Cruz*
Martes 3 de enero de 2012, por Revista Pueblos
Internet ha invadido todos los rincones de nuestra vida. Hoy en la red podemos comprar comida, encargar ropa, leer el periódico, ver la televisión, comunicarnos con cualquier parte del mundo y, desde el pasado enero, hacer la revolución. las revueltas de los países árabes han mostrado el poder y la influencia que las redes sociales tienen en la sociedad actual. Los gobiernos han tomado conciencia de ello e Internet se ha convertido en el gran campo de batalla para la censura.


En el cartel de la foto, alguien se anima a sí mismo para hacer la revolución, para rebelarse, y luego entre paréntesis pone sus pensamientos, que son justificaciones para no pasar a la acción:




El martes no va a hacer la revolución porque tiene clase, el miércoles porque parece que va a llover. Al final decide que seguirá obedeciendo al sistema, que no hará la revolución.

Creo que el autor de la pintada nos quiere hablar de la falta de compromiso en la mayoría de la población. "Compromiso" y "comprometerse" en el sentido de 'obligarse a uno mismo a hacer algo, sobre todo en compañía de otras personas'. No nos comprometemos a actuar de acuerdo con nuestras ideas (hablamos mucho pero actuamos poco), no nos comprometemos a defender de manera continuada una causa (si tenemos otras cosas más agradables que hacer, es posible que no vayamos a una manifestación), no nos comprometemos ni siquiera con nuestros amigos (si nos proponen otro plan más apetecible, anulamos un encuentro con ellos, por ejemplo).

Justo este tema es el mismo que trata Ajo en uno de sus micropoemas:





Aprovecho para recomendarte los micropoemas de esta autora, que puedes encontrar muy fácilmente en Internet.

Me voy ya, y me comprometo a volver con una nueva entrada dentro de poco.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.