miércoles, 25 de septiembre de 2013

Al que no le gusta el vino...

Sobre diminutivos y aumentativos


Una canción popular española que he oído desde niña repite esta frase:


Al que no le gusta el vino
es un animal
o no tiene un real


(Un "real" es una antigua moneda, así que la canción nos dice: "Si a alguien no le gusta el vino, es un burro / bestia o no tiene dinero para comprarlo").

Esta canción dice mucho de la relación de los españoles con el alcohol: un consumo positivamente aceptado (incluso para los menores de edad, y a veces dentro de la familia); un tópico según el cual los españoles saben beber y no se emborrachan tan fácilmente como las personas de otros países; la consideración social del abstemio ('persona que no toma alcohol') como alguien extraño, y, al final, como en todas partes, problemas de alcoholismo que acaban con la salud y el bienestar de muchas personas. Según la última encuesta del Plan Nacional sobre Drogas, más del 10% de la población bebe alcohol todos los días. Y que el alcohol es un problema social lo demuestra la necesidad de poner este anuncio en las paradas de autobús de Madrid:


cada vez que te emborrachas
Calle Isaac Peral


Por todo esto, aunque a mí me gusta mucho ir a los bares (como ya sabes) y tomar una cañita o una copa de buen vino de vez en cuando, espero que tenga éxito el cañín, una nueva palabra inventada por una marca de cerveza.

Este anuncio ha estado hasta hace pocos días en muchas calles:



cañin
Calle Lope de Haro



Así que pedir "un cañín" sería pedir una caña de cerveza Mahou sin alcohol. En cambio, pedir "una cañita" es una manera informal de pedir una caña de cerveza con alcohol (si no tienes claro qué es exactamente una caña o quieres saber más sobre este tema, puedes leer No pagaré tres pavos por una caña).

No sé si te has fijado en esto: decimos la caña y la cañita, pero en este anuncio dicen el cañínSeguro que conoces otras palabras con las que pasa lo mismo. Fíjate en esta foto: ¿encuentras un ejemplo parecido?


botellin
Calle Atocha


Claro, el botellín (masculino) viene de la botella (femenino), y se llama así a la botella de cerveza que normalmente tiene un quinto de litro (frente al tercio o botella de un 1/3 de litro). En este caso, la forma -ín de la palabra conserva su significado de diminutivo (o sea, para indicar algo pequeño o con un significado afectivo, cariñoso). 

Pero no siempre es así, a veces esa una nueva palabra masculina formada con -ín tiene o toma con el tiempo un significado diferente. Veamos más ejemplos, con el sufijo -ín pero también con el aumentativo -ón:



cambios significado




Pasa algo parecido con botellón, que puede significar 'botella grande', pero también 'costumbre extendida en España entre los jóvenes, desde finales del siglo XX, de tomar bebidas alcohólicas en la calle, sobre todo por las noches'. Costumbre que traerá nuevas y más numerosas generaciones de alcohólicos.

¿Quieres hacer un par de ejercicios con este tipo de palabras? Pincha en la esquina superior derecha de cada imagen para acceder a las actividades. ¡Que te salgan bien!











Otros ejemplos con -ón y cambio de género, pero sin cambio de significado:


oferton
Navalperal de Pinares (Ávila)


Un ofertón es una muy buena oferta.




A la izquierda vemos unas nubes; a la derecha, unas nubes de tormenta o unos nubarrones.

Si quieres saber más sobre otros diminutivos (-illo/a, -uelo/a), pincha en este enlace a otras entradas del blog.


En fin, pues si vas a un bar esta noche, ¡tómate un cañín! (¡ojo!, esta palabra todavía no se usa, en los bares pedimos "una cerveza sin", o a veces simplemente "una sin"), porque en realidad...

Al que no le gusta el vino,
ni el alcohol en general,
se siente fenomenal.


2 comentarios:

  1. Muy interesante! Muchas gracias por la entrada. ^^

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.