domingo, 12 de enero de 2014

Mucha, mucha policía

Contra la crisis, represión

      
¿Recuerdas esta foto que puse en la entrada Madrid me mata? En ella te comenté cómo la policía actúa de forma cada vez más violenta contra los ciudadanos, sobre todo contra los que protestan en las calles. En este escudo, vemos cómo un policía amenaza con una pistola al oso, símbolo de la ciudad de Madrid.


Calle Tío Felipe

Pues las cosas no mejoran. Y no mejoran porque nuestros gobernantes, que para acabar con la crisis lo único que saben hacer es perjudicar a las clases trabajadoras, parecen tener miedo de las protestas contra esta injusticia. Por eso, en un momento de crisis económica tremenda, tienen la idea, por ejemplo, de gastar casi medio millón de euros en un camión muy especial:


La Policía gastará casi 500.000 € en comprar un camión que lance agua "para el control de masas"

La Policía Nacional quiere mejorar sus unidades antidisturbios con la adquisición de un camión que lance agua. El BOE ha licitado este lunes el concurso de compra por un valor 408.000 euros, que con impuestos subirá a 493.000 euros. Hace muchos años que no se ve en las calles españolas este tipo de vehículo policial, que por ejemplo sí se utiliza para reprimir protestas y manifestaciones en otros países, como en Turquía, Chile o Alemania. En nuestro país, la imagen de un camión lanzado agua a los manifestantes nos retrotrae a los últimos años del fraquismo y los primeros de la transición. "Ahora tenemos cinco", señalan fuentes policiales, "pero viejos y obsoletos con escasa autonomía que rara vez se han utilizado. La última que yo recuerde fue en las manifestaciones contra la guerra de Irak, pero no se llegaron al final a poner en la calle", explican las mismas fuentes.


No es esta la única noticia negativa relacionada con la policía. El Gobierno lleva unos meses trabajando en una nueva ley de seguridad que podríamos llamar "de inseguridad ciudadana", porque da tanto poder a la policía que no podremos sentirnos seguros cuando vayamos por la calle. Es tan dura, tan dura, esta nueva ley, que incluso hay sindicatos de la policía que están en contra de ella.

Y claro, todo esto hace que la imagen de la policía sea cada vez más negativa entre los ciudadanos. Mira este cartel que fotografié hace unos días:


policias lo que hacen porque deben
Calle Fuencarral

Fíjate que, cuando hablan de los policías, en este cartel no usan masculino ni femenino, usan el signo @ (por ejemplo, a la izquierda dice: "son chul@s". Los policías pueden ser hombres o mujeres, y, aunque la forma masculina plural es gramaticalmente la forma colectiva (que sirve para un grupo en el que hay tanto hombres como mujeres), muchas personas prefieren no usar el masculino para esto -piensan que es un uso machista del lenguaje-, y usan algo diferente: el signo @ o la terminación -o/-a (por ejemplo, "son chulos/as"). 

En el caso de la palabra policía, como en muchas otras profesiones que terminan en -a, distinguimos si es hombre o mujer por los artículos: un/una, el/la policía:

Llegaron unas policías que pasaban cerca de allí ('unas mujeres que eran policías')

Pero a veces puede resultar ambiguo porque también usamos la forma femenina, la policía, para hablar en general del cuerpo de policía:

Llegó la policía ('una mujer que era policía' o 'personas del cuerpo de la policía').

Otros nombres de profesiones con complicaciones gramaticales parecidas:






Vamos a aprovechar la imagen también para conocer los nombres de los diferentes tipos de policía (o similar) que existen en España, y que aparecen arriba, a la izquierda y a la derecha del título ("Policías"):





- Los nacionales: la Policía Nacional, que trabaja en todo el país.
- Los municipales: la Policía Municipal o Policía Local, que trabaja en cada ciudad; en Barcelona se llama la Guardia Urbana.
- Las policías autonómicas, que trabajan en algunas autonomías; en el País Vasco se llama la Ertzaintza (y los policías, los ertzainas, palabra que en la foto está mal escrita), en Cataluña los Mossos d'Esquadra, los forales o policía foral en Navarra.
- La Guardia Civil, un cuerpo de seguridad nacional que tiene algunas funciones exclusivas, como el control de los puertos y aeropuertos.
- Las brigadas de información: policías nacionales que trabajan de forma secreta, sin uniforme, para conseguir información.
- Los antidisturbios: grupos de policías especializados en el control de masas de personas, por ejemplo de manifestaciones;  hay grupos antidisturbios dentro de la policía nacional y de las policías autonómicas.


Vamos, no me digas que no es verdad el título que le he puesto a esta entrada; más que "mucha, mucha policía" es "demasiada policía". En fin, que con tanta policía y tanta nueva ley que nos va a quitar libertad, cualquier día va a ser verdad esto:


detenidas por alegres
Valencia

¡Hasta pronto! Voy a la calle, a ver si me detienen por algo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.