domingo, 6 de noviembre de 2016

Estoy en racha


en racha



en racha
Calle Carretas



Este local de juegos, que está muy cerca de la Puerta del Sol, tiene un nombre que nos habla de la buena o de la mala suerte. Una racha es un periodo de tiempo en el que nos pasan muchas cosas buenas o muchas cosas malas; así que hablamos de buenas rachas y de malas rachas, según nos van las cosas. Y también se usa la expresión estar en racha, que utilizan mucho los jugadores, para decir que estamos teniendo una buena racha; si la usan los jugadores, significa que están ganando con mucha frecuencia, y si se usa en general para la vida, que nos están pasando muchas cosas buenas.  

En realidad, la idea de las rachas es un poco supersticiosa. Hay gente que, cuando empiezan a pasarle cosas negativas, piensa que van a seguir pasándole porque está teniendo una mala racha. La idea de las rachas, buenas o malas, viene de unir en nuestra cabeza hechos que no tienen nada que ver y de buscarles una explicación sobrenatural (la idea de que hay épocas de buena suerte y de mala suerte).

Aunque pensamos que actualmente somos menos supersticiosos que nuestros antepasados, creo que no es verdad. Quizá no les damos tanta importancia a estas creencias, pero siguen funcionando. Un ejemplo en España son las creencias relacionadas con la lotería. Mira cómo se llama esta tienda de venta de lotería de Madrid:


cabra de la suerte
Calle Mesón de Paredes



En algunas culturas, como la china, la cabra es un animal que trae mala suerte, y por eso muchos temen el Año de la Cabra del calendario chino. Sin embargo, la pata de cabra en algunas zonas donde se habla español es un amuleto (un objeto con poderes mágicos que puede ayudar a la persona que lo lleva) que atrae la buena suerte.

Alrededor de la lotería hay muchas otras supersticiones en España: por ejemplo, se dice que trae suerte frotar el décimo ('billete de lotería') en la tripa de una mujer embarazada o en la cabeza de un calvo. Pero, sobre todo, hay muchas supersticiones relacionadas con los números del décimo. Fíjate en este cartel que estaba en la puerta de una administración de lotería hace dos años:


supersticiones lotería
Calle Francos Rodríguez



¿Por qué este número es feo? Porque empieza con dos ceros. La gente piensa que los números con muchos ceros no suelen resultar ganadores. Luego, hay personas que eligen los números según su fecha de nacimiento, según la fecha de algo bueno o malo que ha pasado durante el año; a muchos les gusta que su décimo termine en determinado número. Sobre todas estas supersticiones puedes leer más en la página de la Lotería de Navidad

¿Qué más supersticiones siguen funcionando en la sociedad española actual? El martes y 13 sigue siendo el día de la mala suerte, y a nadie se le ocurre casarse un día así, siguiendo el famoso refrán En martes, ni te cases ni te embarques; en la ropa de una novia, el día de su boda, no debe faltar algo nuevo, algo viejo, algo prestado y algo azul; la expresión levantarse con el pie izquierdo se sigue usando como signo de fatalidad para el resto del día (según la antigua creencia de que si ponemos el pie izquierdo antes que el derecho en el suelo cuando nos levantamos, pasaremos mal el día).  Son solamente algunos ejemplos. 

Además, se suman nuevas supersticiones: hace unos años, por ejemplo, las pulseras de plástico Power Balance, que eran puro plástico, fueron compradas a miles porque supuestamente eran buenas para la salud.

Aunque en general todas las supersticiones son un poco absurdas, algunas lo son más que otras. A una de las más tontas se refiere este cartel del Ayuntamiento de Madrid:


supersticiones
Calle San Francisco de Sales



Muchos supersticiosos creen que pisar una caca de perro trae buena suerte. Supongo que lo creen para consolarse, para sentirse mejor, porque la verdad es que pisar una caca es un asco. Y el ayuntamiento, en esta campaña por un Madrid más limpio, dice que la verdadera suerte es tener un barrio limpio, animando así a los dueños de los perros a recoger sus "restos". Este es un gran problema en muchas ciudades del que ya te hablé en la entrada Ya está bien.

No sé si tú eres supersticioso o no, pero seguro que en tu país también siguen funcionando muchas viejas supersticiones y se han creado algunas nuevas. ¿Nos cuentas alguna? 

¡Hasta pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.