domingo, 25 de diciembre de 2016

Confieso que he comido

huellas literarias
Valparaíso, Chile (foto de Eva Felipe)

Casi seguro que hoy, si eres de un país donde se celebra la Navidad, podrías decir esta frase añadiendo la palabra demasiado. ¿A que sí? 

Comer es una de las formas más importantes de celebrar algo: es un cumpleaños y comemos, es una fiesta tradicional y comemos, llega el fin de curso y comemos. No recuerdo una celebración que no tenga ninguna relación con la comida.

Pero hoy no te voy a hablar de comida sino de escritores y cómo sus nombres o sus palabras aparecen en las calles. ¿Y qué relación esto con el nombre del restaurante chileno? Pues que en realidad ese nombre es un recuerdo del libro Confieso que he vivido, que escribió el gran poeta chileno Pablo Neruda (1904-1973), y son sus memorias. Neruda tuvo una casa en Valparaíso, la ciudad donde está el restaurante de la foto.

En este blog ya te he hablado de algunos de los versos de Pablo Neruda: por ejemplo, sobre el famoso verso Me gustas cuando callas. ¿Has leído algo más de él? Ya sé que leer poesía en otra lengua puede ser difícil, sí, Pero puedes buscar la ayuda de alguna edición bilingüe, en español y en tu idioma. Así podrás comparar los textos y entender mucho más. Por ejemplo, del libro Veinte poemas de amor y una canción desesperada, el más famoso de Neruda, hay una versión bilingüe gratuita en inglés y español. También hay ediciones bilingües en papel en muchos idiomas: francés, inglés, italiano, ruso, etc.  

En las calles de Madrid, encontramos sobre todo homenajes, frases o menciones de los escritores del llamado Siglo de Oro, o sea, de los siglos XVI y XVII. En la fachada de esta taberna del barrio de las Letras, donde vivieron muchos de estos escritores, podemos ver a cuatro de los más conocidos:



escritores en las calles de madrid
Calle del León

En esta foto los puedes ver más de cerca. Son, de izquierda a derecha, Francisco de Quevedo, Pedro Calderón de la Barca, Félix Lope de Vega y Miguel de Cervantes.




También encontramos de vez en cuando frases de estos autores por las calles. Por ejemplo, en la fachada de un restaurante del barrio de Lavapiés encontramos estas dos frases del autor del famoso Quijote:
                       

cervantes en los muros de madrid
Calle Santa María

cervantes en los muros de madrid
Calle Santa María

A Lope de Vega, en cambio, se le recuerda más en los nombres de los bares, quizá por la fama que tenía de gran amante de la vida (y en especial de las mujeres):


lope de vega en las calles de madrid
Calle del Pez



lope de vega en las calles de madrid
Calle Lope de Vega

Muchos alumnos míos, cuando hablo con ellos de posibles lecturas en español, me dicen que quieren leer obras clásicas, en especial el Quijote. Yo siempre les digo que no se lo recomiendo porque seguramente será una experiencia frustrante. Estas obras están escritas en una lengua de hace más de cuatro siglos; en este tiempo, el español ha cambiado mucho, como puedes imaginar. Pero es que, además, es un lenguaje literario, lo que lo hace más difícil de entender. Muchos hispanohablantes no entienden muchas cosas de las obras clásicas. Por eso, mi recomendación es leer a estos autores en la lengua materna de cada uno, en una buena traducción; otra opción, en algunos casos, es leer versiones adaptadas a un español más moderno. Esto se puede hacer con el Quijote: en 2015, otro escritor, Andrés Trapiello, hizo una versión modernizada que resulta más fácil de entender, como puedes comprobar aquí. Incluso así, no son obras fáciles de entender, porque además nos hablan de un mundo bastante diferente del nuestro.

Si quieres leer cosas interesantes pero un poco más fáciles, te dejo aquí una lista de algunos libros que me han gustado y que creo que podrás entender bien:






¿Y tú, has leído algo de algún autor hispanohablante que te haya gustado? ¿Lo recomendarías? ¡Compártelo conmigo y con los demás lectores del blog!

¡Hasta pronto!




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.