domingo, 5 de febrero de 2017

Cosa de brujas

Decir que algo es cosa de brujas es decir que es algo extraordinario, anormal, casi milagroso. Parece algo bueno, pero la verdad es que los brujos, y en especial las brujas, han tenido a lo largo de los siglos muy mala fama. 

Todavía hay esta diferencia en español: actualmente, cuando se quiere decir que una mujer es mala, se puede decir de ella que es una bruja. Para los hombres no se usa la palabra brujo (que se reserva para los verdaderos brujos, los que practican la brujería). En cambio se usa el diminutivo, y se dice brujillo/a, la cosa cambia mucho: esta es una palabra que se usa, en femenino y en masculino, sobre todo para los niños, con el sentido de 'pícaro, listo'.

Hace no demasiados siglos, miles de mujeres de Europa, generalmente mayores, pobres y diferentes de las mujeres del resto de su pueblo, fueron llamadas brujas y castigadas por serlo (muchas fueron quemadas en hogueras). En muchos lugares, se produjo una auténtica caza de brujas, expresión que ha quedado hasta hoy: se dice que se está produciendo una caza de brujas cuando se considera que hay una persecución política e ideológica. Un poco como está pasando en España con la persecución de algunas expresiones en las redes sociales, gracias a (o más bien por culpa de) la llamada Ley Mordaza: por ejemplo, a una estudiante le piden más de dos años de cárcel por haber escrito en su Twitter chistes sobre un atentado ocurrido en 1973, el atentado en el que el grupo terrorista ETA mató al militar Luis Carrero Blanco, presidente del gobierno con el dictador Francisco Franco. Las cazas de brujas existen aún, sí, y ocurren en muchos países.

Sobre las antiguas brujas hoy sabemos, gracias a los historiadores, que en su mayoría fueron víctimas de la misoginia ('odio hacia las mujeres') y de la discriminación. Por eso, quizá, desde hace un tiempo se está produciendo una reivindicación de esta palabra, que encontramos con frecuencia, por ejemplo, en los círculos feministas. Esta foto es de una manifestación contra la violencia de género:


brujas
Gran Vía

Pero también hay otros ejemplos más divertidos, como  el de este cartel publicitario:


brujas
Calle Fuencarral

El akelarre (o, en español, mejor aquelarre) es una reunión de brujas: se dice que se reunían por las noches y bailaban, hacían sacrificios, llamaban al demonio, etc.

Este cartel parece que es una campaña publicitaria de Medias Puri en la que convoca a gente para el día 6 de febrero próximo (¡todavía estás a tiempo de ir!), todavía no sabemos para qué. Buscan brujas molonas (molón/molona viene del verbo molar, y significa 'que molan') y no brujas verrugosas (con verrugas, bultos de piel que salen en cualquier parte del cuerpo, y que caracterizan la cara de muchos retratos de brujas, como la de la foto de abajo, que tiene una en la nariz). O sea, buscan chicas divertidas (¿y guapas?).





Hay palabras relacionadas con los brujos y brujas que pueden un significado positivo, como embrujo. Aunque originalmente se aplica a los métodos de los brujos para dominar la voluntad de otra persona, hoy la usamos más como una cualidad de las personas o lugares que nos atraen de manera extraordinaria. Por ejemplo, hay ciertas ciudades que ejercen un verdadero embrujo sobre nosotros.

Es diferente si decimos que un lugar está embrujado: en este caso, nos referimos a un lugar donde pasan cosas paranormales, un lugar encantado. ¿Quieres conocer algunos lugares embrujados o encantados de Madrid? Aquí puedes ver fotos y leer sobre sus leyendas

Brujas, brujería, caza de brujas, cosa de brujas, embrujo, embrujado... Las brujas están muy presentes aún en nuestras vidas, ¿no? Yo no creo en ellas, pero haberlas haylas...

¡Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.