viernes, 29 de noviembre de 2019

Darle al coco

En los últimos tiempos han aparecido en Madrid, como, imagino, en otras ciudades, locales dedicados a los juegos de escape, los escape rooms. En el barrio de Lavapiés, por ejemplo, vi este, que tiene un nombre que me hizo gracia:

Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco


Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco
Calle de San Cayetano

El coco se usa muchas veces informalmente como metáfora de 'cabeza'. Y esta expresión, darle al coco, significa 'pensar'. Claro, para conseguir salir de estos lugares de juego, tienes que pensar en cómo resolver los enigmas, las adivinanzas, las preguntas que te van planteando; así que hay que pensar, mucho y rápidamente.

Está bien que esté de moda una actividad que nos anime a pensar, porque, con tanto entretenimiento e información que recibimos cada día, raramente nos paramos a hacer eso tan simple y tan importante: pensar. Y claro, perdemos agilidad mental.

También me gusta el anuncio de este nuevo local de Madrid:


Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco
Calle Marqués de Santa Ana

Este local ahora ya ha abierto, se llama Espacio Vian, y ofrece muchas actividades culturales interesantes: exposiciones, talleres, etc. Un espacio para aquellos a los que les gusta pensar.

¿Y qué diferencia hay pensativo y pensador? Las dos palabras nos hablan de personas que piensan, pero desde un punto de vista diferente. Decimos que alguien es un pensador o una pensadora cuando se dedica a analizar y estudiar de manera profunda algo que después, normalmente, da a conocer; así, por ejemplo, son pensadores los filósofos, y también pueden serlo algunos economistas, psicólogos y personas reconocidas de otras profesiones. En cambio, pensativo/a se usa para describir el carácter o el estado de ánimo de una persona que está muy metida en sus pensamientos, sin hacer mucho caso de lo que hay a su alrededor.

Pues está muy bien que los pensadores pensativos o los pensativos pensadores tengan en Madrid un espacio donde pensar y transmitir sus pensamientos a otros, ¿no?

Pero en las calles también encontramos a veces frases que expresan pensamientos interesantes y  originales, así que, ya que hablamos de pensar, te voy a mostrar algunos de ellos.


Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco
Sevilla

Cuando una persona no encaja, significa que no se adapta perfectamente a lo que esperan las personas de su entorno; puede ser porque es una persona que piensa diferente, o porque se comporta de manera diferente. Para la persona que escribió esto, que los demás piensen que es diferente es un piropo, o sea, un halago, algo positivo. Y es porque considera que lo que piensa o hace la mayoría de la gente del planeta no es positivo. ¿Cómo lo ves tú? ¿Crees que esta persona es un poco arrogante o te identificas con ella?


Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco
Calle Embajadores

Esta frase que ha escrito El Rey de la Ruina en uno de sus corazones es curiosa. Una tara es un defecto, y, aunque usamos más esta palabra para hablar de objetos y no tanto de personas, sí que usamos frecuentemente el adjetivo tarado/a como insulto con el valor de 'loco, tonto'. El Rey de la Ruina nos invita a que cada uno de nosotros disfrutemos de nuestros defectos. Probablemente nos quiere decir que no nos tomemos a nosotros mismos muy en serio, que no intentemos cambiarnos y ser mejores todo el tiempo, y que asumamos nuestros defectos, porque todos los tenemos. 


Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco
Calle San Mateo
Este verso de Neorrabioso nos lleva otra vez a los defectos. Nos dice que él tiene los defectos y las virtudes completamente unidos, pegados con Loctite, uno de los pegamentos más fuertes que existen. Puede que nos quiera decir que las virtudes exageradas se convierten en defectos. Por ejemplo, ser cariñoso es una virtud, pero si eres demasiado cariñoso puedes resultar pesado. ¿Se te ocurre alguna otra interpretación?

Termino con una frase para la que no encuentro un significado claro. ¿Qué crees que quiere decir?


Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco
Calle Pozas

Hay otro mensaje que quería poner en último lugar porque me hizo mucha gracia verlo en un escaparate de una tienda, que no me parecía el sitio donde encontraríamos un mensaje así:

Aprende español callejeando por Madrid: Darle al coco
Paseo de Extremadura


Si no le damos un sentido religioso, podemos entender éxtasis como un placer, una admiración o una alegría muy, muy intensos, que nos hacen olvidar el resto del mundo. Y si lo entendemos así, ¡los dueños de esta tienda son gente muy optimista! Ojalá sea verdad y existan pensamientos que nos lleven al éxtasis, ¿no?      

Y antes de terminar, quiero ponerte un enlace por si tienes dudas con el uso del verbo pensar; al final de esta entrada te explico la diferencia entre pensar hacer algo y pensar en hacer algo.


Y a ti, ¿te gusta darle al coco? ¿Qué tal si compartes de vez en cuando tus pensamientos conmigo como yo los comparto contigo?

¡Hasta pronto!


3 comentarios:

  1. Marisa, me encanta el post , como siempre.
    A mí los carteles callejeros me hacen darle mucho al coco. Los últimos que he fotografiado y que publicaré en mi instagram: NO hay otro mundo, hay otra manera de vivir; Una vida hasta el final; mucha policía, poca diversión...
    Temática variada y reflexiones por doquier, para quien lee con la mente y el corazón, ¿verdad? Sigue, que te sigo.Delia Moreno

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la calle es una escuela de vida. Gracias por tu comentario, Delia, y hasta cuando quieras

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.