sábado, 6 de septiembre de 2014

Lo llaman democracia

En los últimos tres años, en casi todas las manifestaciones a las que he ido, en algún momento los manifestantes han cantado un lema que empieza con la primera frase de esta placa, colocada por el movimiento 15M:


no lo es
Calle Corredera Alta de San Pablo

El lema (una frase que expresa una idea, un pensamiento, y que es repetido por unos manifestantes, un partido político, o la publicidad, por ejemplo) se puede escuchar aquí. La frase y petición ¡Democracia real ya! usa la palabra real en su sentido de 'verdadera' (esta palabra tiene dos significados muy diferentes en español).

¿Por qué no es democracia lo que tenemos en España? ¿Por qué piden una democracia verdadera? Hay muchas razones, y una de ellas está en esta otra imagen:



no lo es
Calle Bravo Murillo

Los tres personajes que están en primer plano -de izquierda a derecha, el dictador Francisco Franco, el exrey Juan Carlos I y el actual rey Felipe VI- se han pasado directamente la Jefatura del Estado español, sin consultar al pueblo. Franco nombró a Juan Carlos su sucesor en 1969, seis años antes de morir, y recientemente, Juan Carlos ha dejado su cargo, que ha pasado directamente a su hijo. Todo eso, sin preguntarnos a los españoles si queremos monarquía o no.

Es verdad que en 1978 hubo un referéndum (una votación popular sobre un tema de especial interés para el país) en el que los españoles aprobaron la Constitución que todavía tenemos hoy. En esa Constitución se decidió que España sería una monarquía constitucional y que el rey es el jefe del estado. Pero también es verdad que ha habido enormes cambios desde 1978 hasta hoy y que muchísimos de los españoles de hoy no vivían entonces. 


Podría darte muchos otros ejemplos de la falta de democracia verdadera en este país, pero, para no hacer esta entrada muy larga, te voy a dar algunos de los que son más importantes:

- Los españoles no eligen directamente nada (ni jefe de estado, ni presidente de gobierno, ni presidente de comunidad autónoma, ni alcalde de su ciudad o pueblo). Y digo elegir directamente a una persona, como se hace en otros países, con dos votaciones si no hay mayoría absoluta en la primera votación; no me refiero a la propuesta del actual gobierno de que gobierne en las ciudades el partido más votado porque esto podría suponer que gobierne alguien que solamente ha recibido, por ejemplo, el 20 % de los votos.

- No todos los votos de todos los españoles tienen el mismo valor: el sistema de elección usa unas reglas que hacen que, por ejemplo, las provincias menos pobladas tengan mayor nivel de representación, y que los partidos minoritarios pierdan sus votos si no llegan a un mínimo; además, los partidos que solamente se presentan a las elecciones en determinadas zonas -como hacen muchos partidos nacionalistas- consiguen más representantes aunque tengan menos votos en el conjunto del país.

- En España, desde que tenemos democracia, casi no se ha utilizado el referéndum para consultar al pueblo español. Tres veces en casi 40 años.

- En la Constitución española existen las iniciativas legislativas populares. Si medio millón de españoles o más apoyan con su firma una petición de cambio de ley o de creación de una nueva ley, el Parlamento debe estudiarla para aprobarla o no. Pues bien: en todos estos años, solamente una de estas iniciativas legislativas populares se ha aprobado. Las demás, o no se han admitido por razones formales, o no se han discutido, o se han rechazado, o simplemente no se sabe qué ha pasado con ellas.

Así estamos, con un régimen democrático, sí, no una dictadura -como dicen algunos-, pero que, más que una democracia, es una partitocracia (o sea, un país donde los que realmente tienen el poder son los grandes partidos políticos, no los ciudadanos).


Y ahora volvamos al principio de esta entrada: Lo llaman democracia y no lo es. ¿Por qué dicen LO? Esta palabra tiene varios usos, que te resumo en este cuadrito:


lo articulo y pronombre



En la frase "lo llaman democracia y no lo es", la palabra lo es un pronombre, no un artículo; sobre el uso de lo como artículo, puedes leer mis entradas anteriores: Lo artesanoLo que de verdad importa y Recórtate lo tuyo. Como pronombre, lo puede tener tres usos, como has visto en el cuadro anterior. En la primera parte de la frase, "lo llaman democracia", lo puede entenderse como referido a algo masculino, que podría ser, por ejemplo, "el sistema de gobierno que hay en España"; en la segunda parte, "no lo es", lo se refiere a democracia, y usamos lo y no la (aunque la palabra democracia es femenina) porque es un complemento del verbo ser. Es decir, lo que significa la frase es: Llaman democracia al sistema de gobierno actual de España, pero no es una democracia.


Y para que pienses un poco más en los significados de la palabra lo, te dejo con un cuento que me gusta mucho del escritor hondureño Augusto Monterroso. Un cuento protagonizado, como muchos otros cuentos suyos, por un animal, un zorro: El zorro es más sabio.


Un día que el Zorro estaba muy aburrido y hasta cierto punto melancólico y sin dinero, decidió convertirse en escritor, cosa a la cual se dedicó inmediatamente, pues odiaba ese tipo de personas que dicen voy a hacer esto o lo otro y nunca lo hacen.

Su primer libro resultó muy bueno, un éxito, todo el mundo lo aplaudió, y pronto fue traducido (a veces muy bien) a los más diversos idiomas.

El segundo fue todavía mejor que el primero, y varios profesores norteamericanos de lo más granado del mundo académico de aquellos remotos días lo comentaron con entusiasmo y aun escribieron libros sobre los libros que hablaban de los libros del Zorro.

Desde ese momento el Zorro se dio con razón por satisfecho, y pasaron los años y no publicaba otra cosa.

Pero los demás empezaron a murmurar y a repetir "¿Qué pasa con el Zorro?", y cuando lo encontraban en los cocteles puntualmente se le acercaban a decirle tiene usted que publicar más.

-Pero si ya he publicado dos libros- respondía él con cansancio.

-Y muy buenos -le contestaban-; por eso mismo tiene usted que publicar otro.

El Zorro no lo decía, pero pensaba: "En realidad lo que éstos quieren es que yo publique un libro malo; pero como soy el Zorro, no lo voy a hacer".

Y no lo hizo.


¿Te ha gustado el cuento? No sé si yo debería hacer lo mismo con este blog, jejeje. ¿Tú qué opinas?

Bueno, si no entiendes algún "lo" del cuento (qué significa o por qué se usa), déjame un comentario en esta entrada y te lo explico, ¿vale? ¡Hasta pronto!






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.