domingo, 5 de abril de 2015

Amor al puchero

Como sabes, ando muy ocupada últimamente con el trabajo y mi tesis, pero hace unos días me permití una excursión de un día al pueblo madrileño de Buitrago de Lozoya, donde hay una preciosa iglesia que mezcla elementos de varias religiones y un pequeño museo dedicado a Picasso. De este pueblo era el barbero favorito del pintor; este le regaló a su barbero varias obras que ahora pueden verse en el pueblo ¡y gratis!

Pues en el escaparate de un restaurante de este pueblo me encontré este cartel:     




Un puchero es un recipiente tradicional para cocinar en el que se hacían platos "de cuchara'" (que hay que comer con cuchara) y que incluyen legumbres, verduras y carne, normalmente. En España, son muy famosos los diferentes cocidos (madrileño, montañés, maragato, lebaniego, dependiendo de su lugar de origen), la fabada asturiana, el pote gallego, la escudella catalana, etc.

De nombrar al recipiente, la palabra puchero ha pasado también a nombrar los platos. Así que el refrán nos habla del gusto de muchas personas por este tipo de comida, que ahora se hace menos en casa y se come más en los restaurantes, ya que son platos que necesitan un tiempo de preparación. El amor a este tipo de comida es más sincero que cualquier otro tipo de amor. ¿Qué opinas sobre esto?

Y ahora, como siempre, las noticias del blog. Pensando en el tema de la comida, he ampliado esta entrada sobre refranes que incluye uno muy relacionado con comer:

Tripa llena, corazón contento

¡Espero que te guste! Hasta pronto,



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.