sábado, 17 de octubre de 2015

Tonto el que lo lea

De camino a mi trabajo paso siempre por la calle Fuencarral, y allí vi este camión y su publicidad:


indicativo y subjuntivo
Calle Fuencarral

La verdad es que este anuncio es bastante exagerado. Las dos cosas que han revolucionado nuestra vida, dice, son la rueda y el producto que ellos venden, dispensadores ('máquinas que dan algo, a cambio de dinero o no') de agua, de los que se usan sobre todo en las oficinas. ¿Te parece que estos dispensadores han revolucionado tu vida? La mía, desde luego, no; en ninguno de los sitios en los que he trabajado había de esto, el agua la cogemos del grifo directamente.

Pero este anuncio es un buen ejemplo de una estructura que vamos a encontrar en las fotos de hoy. Las frases como "que han revolucionado tu vida" se llaman en gramática oraciones de relativo o relativas; son ese tipo de frases que empiezan con que / quien / el que / el cual y que nos dan información sobre algo que hemos nombrado antes (en este caso, nos dan información sobre las "dos cosas" que se nombran en la frase anterior). Usamos estas frases unas veces con el verbo en indicativo (como en la foto, "han revolucionado") y a veces en subjuntivo, como en este cartel:


indicativo y subjuntivo
Calle Bravo Murillo

Estos gatitos buscan dueño, ¿los adoptarías? Pero no quieren cualquier dueño: quieren dueños con unas determinadas características. Esas características llevan el verbo en subjuntivo ("adopten", "sean").

¿Qué diferencia la primera foto de la segunda?


indicativo y subjuntivo


Usamos, entonces, el indicativo cuando hablamos de cosas o personas que conocemos personalmente o que sabemos que existen y tienen una identidad definida. En cambio, usamos el subjuntivo cuando hablamos de tipos de cosas o personas que pueden existir o no, pero que no conocemos personalmente.

Otro ejemplo en el que se usa el subjuntivo es este cartel que estaba en un bar-restaurante de carretera (no recuerdo de dónde):


indicativo y subjuntivo


Aquí la palabra "casa" significa 'establecimiento'. En este lugar no permiten que la gente se siente en sus mesas a comer su propia comida o bebida. Por supuesto, existe comida y bebida que no es de ese bar, pero el cartel nos habla de tipos de comidas y bebidas -las que no se venden en ese bar-, no de comidas y bebidas conocidos y concretos.

Por eso, también usamos el subjuntivo en este tipo de oraciones cuando hablamos de algo o alguien que no existe o que no conocemos o no hemos experimentado:

No conozco a nadie que haya estado en Costa Rica
Ahora mismo no hay ningún vuelo que vaya directamente de Madrid a Tokyo

Esto no quiere decir que usemos siempre subjuntivo cuando la frase es negativa:

No me gusta mucho el último libro que ha escrito Pargas Cosa (lo conozco y lo he leído, pero no me gusta)
No recuerdo el nombre de la chica que vino a la fiesta (la conocí personalmente, pero no recuerdo su nombre)

Este cuadro, con más ejemplos, te puede ayudar a entenderlo:


indicativo y subjuntivo


Hay otro tipo de oraciones de relativo que no se refieren a nada nombrado antes porque no es necesario nombrarlo. Estas oraciones comienzan con las palabras "el / la / lo/ los / las" + que, o, si hablamos de personas, podemos usar también quien/quienes (es una opción más formal). Estas oraciones funcionan igual que las de antes. Veamos ejemplos:


indicativo subjuntivo
Calle Isaac Peral

Este texto estaba en un puesto de la ONCE (Organización Nacional de Ciegos), que organiza sorteos en los que se puede ganar bastante dinero. Gracias a ese dinero, ayudan a las personas ciegas a vivir mejor. Ese lo que significa 'las cosas que', y detrás usan indicativo (hacemos) porque hablan de cosas muy concretas y experimentadas para ellos.


indicativo y subjuntivo
Paseo del Prado
La primera palabra, los, se refiere a 'los hombres y mujeres', y no es necesario usar más palabras para entender eso. El chico que lleva esta pancarta se refiere a personas concretas y conocidas: políticos, empresarios, personas con poder.

También en este tipo de oraciones a veces usamos subjuntivo. He dejado para el final una pintada muy clásica: probablemente fue la primera cosa que vi escrita en un muro, ya en mi infancia, y me hizo gracia verla de nuevo, después de muchos años sin ver ese texto escrito en una pared.


indicativo y subjuntivo
Calle San Aquilino

La persona que escribió esta frase imagina que muchos la van a leer, pero no puede saber quiénes son. Por eso usa subjuntivo ("lea"). El que quiere decir aquí 'el ser humano, la persona que'.

Así que, si has leído la pintada, ya sabes... ¡Eres tonto! Jajaja, es una broma.

¿La explicación de hoy ha sido clara? ¿Tienes dudas? ¿Quieres más ejemplos? ¡Escríbeme un comentario!

¡Hasta pronto!


4 comentarios:

  1. ¡Hola! Solo quiero darte gracias por tu blog y trabajo. Leo cada texto antentamente y los aprovecho muchísimo. Espero que sigas escribiéndolos. ¡Abrazos de Polonia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues muchas gracias por decírmelo! Yo también espero poder seguir escribiendo mucho tiempo, y espero que sigas disfrutando de la lectura. Un abrazo desde Madrid

      Eliminar
  2. Muy buena entrada. Me apunto la idea e iré con los ojos abiertos y la cámara preparada a partir de ahira ;) Enhorabuena por tu trabajo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, José Ramón. Te propongo, si encuentras algo interesante por tu ciudad -que seguro que sí-, que escribas una entrada para este blog. Me gustaría tener "blogueros invitados", pero siempre que lo propongo, no sé por qué, nadie se anima. Me encantaría que tú fueras el primero, sigo desde hace tiempo tu blog y me gusta mucho. Gracias de nuevo

    ResponderEliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.