domingo, 11 de octubre de 2015

Buena leche

¿Tienes hambre? Lo pregunto porque hoy la entrada va de comida, así que mejor que comas algo mientras la lees.

En un café y tienda de alimentación que está muy cerca de mi escuela tienen en la fachada toda una colección de expresiones que tienen su origen en el mundo de la cocina, la comida y la bebida:


fresco como una lechuga
Calle San Mateo

Lechuga, pan, vino, cebolla y naranjas: cosas que no suelen faltar en una cocina española. Del pan, su importancia y algunas expresiones que usan esta palabra te hablé ya en una entrada anterior: Un trozo de pan.

Creo que puedes imaginar el significado de la expresión estar/sentirse fresco/a como una lechuga o más fresco/a que una lechuga: sentirse bien, descansado y animado. 

Otras dos expresiones de esta imagen nos hablan de las relaciones sentimentales: nuestra media naranja es la persona que complementa nuestra vida de manera perfecta, nuestra pareja perfecta. Contigo, pan y cebolla significa que cuando se quiere de verdad a alguien, se puede compartir con esa persona la infelicidad o la pobreza, porque el amor es lo más importante; o sea, con la persona a la que amamos podríamos vivir aunque solamente tuviéramos pan y cebolla para comer.

Por último, con las manos en la masa es una expresión que procede del mundo de la cocina; para hacer algunos alimentos, como el pan, se prepara una masa, una mezcla de harina, agua y otros ingredientes. Tradicionalmente, los cocineros tenían que trabajar esa masa con sus propias manos (pero hoy en muchos sitios se usan máquinas). De eso nos habla esta canción que se usó como cabecera de un famoso programa de cocina de Televisión Española; en ella, una pareja discute porque él prefiere la comida tradicional y ella, que ha hecho un cursillo de cocina francesa, quiere experimentar nuevos platos:




Pero la expresión pillar/coger (a alguien) con las manos en la masa se usa sobre todo con el sentido de 'sorprender a alguien haciendo algo que no quiere que se sepa' o 'sorprender a alguien cometiendo una falta, un delito, etc.' Así se usa en esta noticia del periódico El País:

Detenido el jefe de una banda que subía copias ilegales de películas

Una tarde del pasado mes de marzo varios policías entraron en la casa de El Rodri, un piso de Gijón. Allí tenía montada toda su infraestructura: un equipo de montaje, ordenadores, DVD, Blu-ray, archivos con cientos de filmes y series recientes… Le pillaron con las manos en la masa, subiendo a la red El Hobbit, la batalla de los cinco ejércitos, la culminación de la adaptación cinematográfica de la trilogía del escritor británico J.R.R. Tolkien realizada por Peter Jackson con un presupuesto de 250 millones de dólares y estrenada en España el 14 de diciembre de 2014.


La última imagen de hoy tiene un juego de palabras. La tomé en el bar de un pueblo muy curioso, donde la gente es muy agradable:



estar de mala leche
La Santa Espina (Valladolid)

La frase nos recuerda las expresiones coloquiales tener / estar de mala leche: tener mala leche se dice de las personas que causan algún mal intencionadamente, porque desean hacer daño; estar de mala leche significa 'estar de mal humor', pero se entiende generalmente como un cambio de humor, como algo temporal. Habitualmente, la primera expresión se usa para hablar del carácter de una persona, y la segunda, para hablar de un estado de ánimo. También usamos poner(se) de mala leche para describir un cambio de humor.

En este bar, en cambio, ni tienen mala leche ni están de mala leche: son buenas personas que están de buen humor. Además, la leche que utilizan en el bar es buena. Puedo asegurar que todo ello es verdad. Pero ¡ojo! no usamos esta expresión ("buena leche"); es un cartel que, como te he dicho, bromea con la expresión mala leche.

Leche, vino, lechuga, cebolla, pan y naranjas: con esto casi se podría vivir, ¿verdad? 

¿Conoces otras expresiones relacionadas con la comida? ¡Hay muchas!


¡Hasta pronto!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.