miércoles, 16 de diciembre de 2015

Por ti, por mí

Al salir del metro, camino del trabajo,  vi este curioso vehículo:


por ti
Plaza de Barceló


Vamos a fijarnos en la frase central y en el lema de la marca Planchic:


por ti
Plaza de Barceló

Planchar es lo que hacemos con la ropa después de lavarla y secarla, con la ayuda del calor de una plancha. Según parece, en España planchamos más que en otros países, al menos eso es lo que me dicen mis estudiantes. Recuerdo que el curso pasado una alumna sueca, casada con un español, comentó con asombro que la madre de su marido planchaba incluso la ropa interior. Sí, es posible que en España planchemos más, aunque también es verdad que las generaciones más jóvenes planchan menos.

Pero volvamos a Planchic: en su lema ofrecen planchar por ti. Aquí, la preposición por significa 'en tu lugar'; o sea, nos ofrecen hacer algo que hacemos habitualmente nosotros mismos, planchar nuestra ropa; nos ofrecen sustituirnos en ese trabajo.

Es lo que piden también estas personas, que hagamos algo en su lugar:


www.mareagranate.org




No están pidiendo que les votemos a ellos: no es lo mismo vota por mí, que vótame (que es lo que piden los políticos). Son españoles que viven en otro país, son casi dos millones de personas, y se calcula que solamente unos 100.000 van a poder votar en las elecciones del próximo domingo. ¿Por qué? Porque en el año 2011 se aprobó una nueva ley que regulaba este voto y que exige tantos papeles y trámites, y en tan poco tiempo, que la mayoría no lo consigue. En las elecciones de 2008 votó más del 30% de esas personas, pero en las de 2011 solamente pudo hacerlo un 5%.

Por eso, estas personas buscan personas con derecho al voto que estén en España y que hayan decidido no votar, para que voten por ellos, en su lugar. Si eres uno de ellos, puedes hacerlo a través de la página de la Marea Granate.

Hay también otro movimiento que busca lo mismo, pero con los inmigrantes que viven en España. Miles de ellos viven aquí permanentemente, pagan sus impuestos, trabajan, pero no tienen derecho a votar. Por eso, la página Vota por mí quiere poner en contacto a españoles que van a abstenerse ('no ir a votar') con inmigrantes que quieren votar pero no pueden.

Por mí, por ti, por nosotros, por todos... ¡No te quedes en casa sin votar si puedes hacerlo! ¡Dónale tu voto a otra persona que desea hacerlo! Y si no puedes votar en España porque eres de otro país, ¡colabora difundiendo este mensaje en las redes sociales: en Facebook, en Twitter, etc.! Quién sabe, puede llegar a verlo alguien que puede decidir votar por otra persona.

¡Hasta pronto!



4 comentarios:

  1. Es un asunto tan importante y me siento muy mal que tan pocos españoles en el extranjero no puedan votar y expresar su opinión. Ojalá que se cambie esa ley el próximo gobierno. Por lo menos, hay españoles que quieren tener este derecho. Aquí en EE.UU. hay tanta gente que no aprovecha de este derecho, es una pena. ¡Un saludo cordial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es necesario cambiar esta ley absurda, que parece pensada para impedir el voto. En nuestro país, donde hay tantos inmigrantes latinoamericanos, la mayoría vota sin problemas en los consulados cuando son las elecciones en su país de origen; en cambio, los españoles que viven fuera muchas veces no lo consiguen. Al menos, el consuelo es que el próximo domingo parece que se van a batir récords de participación, se espera que se acerque al 80%, y eso es algo muy positivo. Como siempre, James, muchas gracias por tu comentario. Un abrazo desde Madrid

      Eliminar
  2. Marisa, muchas gracias por esta entrada. A mí marido por el tema de cambio de residencia no le ha dado tiempo para entrar en los plazos y estaba todo rabioso por no poder votar. No conocíamos esta página... Es una idea muy emocionante que da prueba de la gran solidaridad que existe en este país. A ver si conseguimos que todos los españoles que quieren votar... ¡lo logren !
    Besos y hasta pronto... Espero... ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a ver si tenéis suerte y tu marido encuentra a alguien que rescate su voto, aunque ya queda muy poquito tiempo. ¿Y tú, vienes a votar?

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.