domingo, 9 de octubre de 2016

Santos para todo


   

Hay una floristería de mi barrio que tiene una pequeña pizarra fuera. El dueño de la tienda, cada mañana, escribe los santos del día en la pizarra. 

¿Sabes qué es eso del santo del día? La iglesia católica, en el calendario, dedica cada día del año a uno o más santos; generalmente a más de uno, porque hay más santos que días del año. Y muchas personas de esta religión, aunque cada vez menos, celebran el día de su santo, o sea, el día del santo que se corresponde con su nombre. Si la persona se llama Marta, celebraría su santo el día de santa Marta, o sea, el 29 de julio. En esta costumbre tiene su origen una frase hecha o expresión que me hace mucha gracia: "¡Olvídame, que no es mi santo!", que se le dice a alguien que nos está molestando o que está discutiendo con nosotros, para decirle que nos deje en paz, que no queremos seguir hablando con él. 

En general, como digo, esta costumbre se ha perdido mucho, como también, afortunadamente, la costumbre de ponerles los nombres a los niños según los santos del día en los que nacían. Pobrecitos algunos niños, que tenían nombres horribles porque habían nacido en mala fecha.

Este floristero, supongo, pone los santos porque quizá alguien lo vea, se acuerde de algún amigo y le compre unas flores para regalárselas:


lengua y religión
Calle Francos Rodríguez



Aunque España no es actualmente un país tan religioso como fue, la religión católica está muy presente, en expresiones, en testimonios culturales, en costumbres, etc. Los santos y beatos (los beatos son casi santos, pero les falta un poquito) están por todas partes. 

Lo primero, y lo más importante para los no creyentes, es que cada ciudad o pueblo tiene su santo patrón (o santa patrona). ¿Por qué es lo más importante para los no creyentes? Porque el día de ese santo es fiesta, no se trabaja. Así que creyentes y no creyentes somos beneficiados por el patrón o por la patrona. Por ejemplo, el patrón de Madrid es San Isidro, y por eso el 15 de mayo siempre es fiesta aquí.

Pero también casi todas las profesiones tradicionales tienen su santo patrón: San José el de los carpinteros, Santa Apolonia la de los dentistas, Santa Lucía la de los oculistas, etc. 

Seguramente, ya sabías todo esto. Lo que quizá no sepas es que hay muchos santos especializados en determinadas enfermedades o problemas físicos. Por ejemplo, si tienes problemas en los riñones...


lengua y religion

lengua y religion
Catedral de Burgos



Sí, es lo que imaginas. Es una tumba que está dentro de la catedral de Burgos (un edificio maravilloso que si puedes no debes perderte). El lenguaje de la inscripción es un poco antiguo, así que te voy a explicar lo que dice: Aquí yace quiere decir 'aquí está tumbado'; hijo de Burgos hay que entenderlo como 'nacido en Burgos'; abogado del dolor de riñones quiere decir que, si se lo pedimos, el beato Lesmes podrá hacer un milagro y liberarnos del dolor.


También hay santos modernos que nunca existieron, como este:


lengua y religión
Navalperal de Pinares (Ávila)



A falta de patrón, los ciclistas y aficionados a la bici se han inventado un nuevo santo: San Bicicleto.

Por supuesto, los santos también están presentes en los nombres de montones de calles, colegios, hospitales y todo tipo de instituciones. En fin, ¡santos para todo y en todas partes!

Con todo esto, ya habrás imaginado que en España seguimos usando algunas expresiones que hacen referencia a los santos. Estas son algunas de las que más se usan, y con esta imagen me despido por hoy. ¡Hasta pronto!



2 comentarios:

  1. Leí que San Isidro es santo patrón del Internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad. Eso se me olvidó. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.