jueves, 21 de abril de 2016

Libros libres

Pronto, el día 23 de abril, se celebra el Día del Libro, por eso hoy te voy a hablar de libros y también de lugares o modos de conseguirlos.

Las palabras libros y libres se parecen mucho, ¿verdad? Los libros pueden ser libres si los sacamos de nuestra casa y los "liberamos" (liberar significa 'convertir en libre') para que otras personas puedan disfrutar de ellos. Eso es lo que proponen en este centro juvenil:


libera tus libros
Glorieta de Cuatro Caminos

Pero, además, estas palabras guardan otra relación: los libros nos hacen libres, porque los libros nos educan, nos enseñan, nos convierten en personas cultas, y eso nos da mayor libertad porque nos muestra que existen muchas posibilidades . La librería Isla Libros, que está en pleno centro histórico de Madrid, nos lo recuerda:


ser cultos para ser libres
Calle Bailén

Hay algunas librerías que tienen nombres preciosos, como esta de Málaga:


librería rayuela
Plaza de Torrijos (Málaga)


La rayuela (también llamada truque, muñeca y de otras muchas formas en las diferentes zonas donde se habla español) es el juego infantil de la siguiente imagen, que no sé si existe en tu país. Yo jugaba mucho de pequeña a esto: era un juego baratísimo, se pintaba en el suelo o se dibujaba con los dedos directamente en la arena, y luego solamente necesitas una piedra pequeña para jugar.



Imagen de Manuel P. Báñez, publicada en Flickr

Rayuela es también el título de una de las novelas más importantes de la literatura del siglo XX, escrita por el argentino Julio Cortázar y publicada en 1963. En el juego de la rayuela hay que seguir siempre el orden de los números; en la novela, en cambio, el autor propone diferentes órdenes para leer los capítulos. No es una novela nada fácil de leer y por eso nunca la recomiendo para las personas que están aprendiendo español; sin embargo, Cortázar escribió muchos cuentos o relatos breves, que son más fáciles de leer, y muchos se pueden encontrar en Internet: por ejemplo, en las páginas Cultura colectiva y en Ciudad Seva.


Pero, para nombres bonitos, el de esta librería de la zona de Tirso de Molina:


traficantes de sueños
Calle Duque de Alba

Traficante es una palabra que normalmente tiene un sentido negativo, porque la usamos para las personas que venden algo ilegalmente: hablamos de traficantes de drogas, de armas, de personas, etc. Pero aquí, al añadir de sueños, habla de algo también clandestino, oculto, pero no negativo, sino muy hermoso. Los sueños no se suelen vender, pero lo que te traen muchas veces los libros son eso, sueños: imaginaciones de otras vidas, otras tierras, otras maneras de ver el mundo.

En el otro escaparate de esta librería, encontramos este curioso cartel:


libros de todo pelaje
Calle Duque de Alba

La palabra pelaje viene de pelo, y se usa para hablar del pelo de los animales. La expresión de todo pelaje significa 'de todo tipo', pero muchas veces tiene también un tono negativo cuando no se habla de animales. Por ejemplo, en una noticia sobre un traficante de drogas que se ha escapado varias veces de la cárcel, podemos leer:

Su capacidad para evadir a las autoridades le ha ayudado a ser aclamado por delincuentes de todo pelaje (http://forbes.es)

Otras veces, como en este escaparate, se usa con un toque humorístico, porque los libros no tienen pelo y por eso resulta extraño hablar de pelaje en relación con ellos. El caso es que aquí encontramos libros de todo tipo, incluso literatura de otros mundos (¿de la Luna?, ¿de Marte?, ¿de otras galaxias?), según nos dicen.

No es esta la única relación entre librerías y animales que he encontrado en mis paseos por Madrid. Aquí tienes, por ejemplo, el curioso nombre de esta librería:


librería perroloco
Calle Noviciado

No sé por qué le han puesto ese nombre, porque no hay ninguna expresión en español que hable de perros locos. Quizá es un homenaje a un perro que tienen los dueños. El caso es que en esta librería, como dice el escaparate, venden antiguos libros modernos. ¿Y qué quiere decir eso? Pues que venden y compran también libros usados. En su página web, ellos mismos definen así su negocio: 

PERROLOCO es como un cuento en el que dos locos te compran libros en buen estado y te los venden a precios de risa. Fin.

En la librería de la siguiente imagen, el nombre, Panta Rhei, no tiene nada que ver con los perros, porque es una frase del griego clásico que significa 'todo fluye, todo está en continuo movimiento'. Voy de vez en cuando a esta librería porque venden libros preciosos; está especializada en grafismo, y vende libros ilustrados, libros sobre diseño, etc. Uno de los días que fui, tenían este cartel en la puerta de entrada:


no queremos que salga
Calle Hernán Cortés

Un cachorro es un bebé de un animal mamífero, y se usa mucho para los perritos. Parece que, de alguna manera, las librerías y los animales tienen bastantes conexiones, ¿no? 


No sé si cuándo leíste el título de esta entrada pensaste que el tema eran los libros gratuitos. Actualmente, la palabra libre se usa a veces en español con el significado de 'gratis' o 'gratuito', pero solamente en contextos muy determinados; por ejemplo, cuando se habla de cultura libre o de entrada libre. Cuando hablamos de objetos, acciones o servicios, lo que usamos es gratis o gratuito/a, como en este cartel de la tienda La Plástica, que nos invita a entrar y curiosear:


libros libres
Calle Santa Bárbara

O como en esta imagen que me regaló mi amiga Eva Felipe, que la sacó en la capital de Chile, Santiago de Chile, en la que a la izquierda del mural se pide educación gratuita para todos:


libre gratis gratuito
Santiago de Chile (Chile)


Así que no hablamos de libros libres cuando no cuestan dinero, sino de libros gratis o libros gratuitos. Y hablando de libros gratuitos, no puedo dejar de recomendarte algunas cosillas. Si vives en Madrid, seguro que tienes alguna biblioteca pública cerca de tu casa; hay más de doscientas en toda la Comunidad de Madrid. Ser socio de estas bibliotecas es gratis y conseguir el carné es muy fácil: vas a una biblioteca, presentas tu carné o tu pasaporte y normalmente te lo hacen inmediatamente. Con ese carné, además, puedes usar el servicio de libros electrónicos, sin necesidad de moverte de casa.

Y si vives en otras partes del mundo, te puedo recomendar algunas direcciones donde encontrarás todo tipo de libros y de obras literarias y no literarias que se pueden leer gratuitamente:

- Las páginas de poesía A media voz y Los Poetas, donde encontrarás poemas de poetas de todo el mundo en español.

- La Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, donde podrás encontrar obras muy diversas: literatura para adultos, infantil y juvenil, revistas sobre historia y sobre cine, documentos audiovisuales, etc.


¡Que vivan los libros, las librerías y las bibliotecas, digitales y físicas! Hasta pronto,


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.