sábado, 9 de abril de 2016

Bueno



Es muy común encontrar por las calles de Madrid pintadas o carteles que expresan opiniones, sobre todo políticas. Lo que no es tan habitual es encontrar una pintada en la que se responde a una opinión, como pasa en la de esta imagen. En teoría, esta es una cita -la frase exacta que dijo alguien, por eso está escrita entre comillas- de Lebowski. ¿Y quién es ese Lebowski? Supongo que se refiere a un personaje de la película estadounidense El gran Lebowski, dirigida por los hermanos Coen, que con el paso del tiempo se ha convertido en una película de culto.    


Travesía del Serrallo





Esta manera de reaccionar a una opinión de otra persona, empezando con la palabra bueno, sirve para expresar desacuerdo -total o parcial- de forma suave. Bueno es un adjetivo pero también se usa mucho como marcador del discurso, que es una palabra o expresión invariable - sin masculino ni femenino, sin plural ni singular- que nos sirve para facilitar la interpretación de lo que decimos. Cuando yo opino y mi interlocutor reacciona empezando con bueno, sé que su opinión no coincide totalmente con la mía, o sea, que está en desacuerdo o que solamente está de acuerdo en parte conmigo. Como veremos al final de esta entrada, esta palabra tiene otros muchos usos, pero de momento vamos a hablar de este, que es muy frecuente y muy útil.

Vamos a imaginar que esta frase está respondiendo a opiniones de otros mensajes callejeros, mensajes que tratan de temas variados:


hay seis tertulianos
Plaza de Callao




Esta pancarta se inspira en la famosa frase -tan machista- Detrás de un gran hombre hay una gran mujer. Y creo que quiere decir que muchos tertulianos -llamamos así en España a las personas que aparecen constantemente en la televisión y en la radio participando en debates sobre política- colaboran con los políticos corruptos a través de sus opiniones. 

Imaginemos una conversación entre las dos imágenes:

- Yo creo que parte de la culpa de la corrupción la tienen los tertulianos. Detrás de cada corrupto hay seis tertulianos.
+ Bueno, eso es lo que opinas tú. Yo creo que la responsabilidad es solamente del corrupto.


Veamos otro ejemplo con un cartelito que alguien puso en la pared de un hospital:


bueno
Hospital Clínico




Esta frase imita el mensaje que suele aparecer en los paquetes de cigarrillos: Fumar perjudica seriamente la salud. Perjudicar significa 'hacer daño, causar mal', y, como ya te he contado en otras entradas, durante los cuatro últimos años el gobierno ha intentado privatizar muchos aspectos de la sanidad pública (lo ha conseguido en algunos casos y en otros no, gracias a la lucha de los ciudadanos). Este cartel expresa una opinión, por lo tanto, claramente a favor de la sanidad totalmente pública. Pero no todo el mundo opina igual, así que podríamos oír una conversación como esta:

- Yo creo que privatizar la sanidad pública no nos va a traer ningún beneficio.
+ Bueno, eso es lo que opinas tú. Yo no lo tengo tan claro.


Un último ejemplo con la opinión más tonta de todas, desde mi punto de vista. Por supuesto, esta persiana está tapando la puerta de una joyería:


bueno
Calle Bravo Murillo




Por supuesto, no estoy de acuerdo con esta frase, ni siquiera con la frase Una imagen vale más que mil palabras, que a veces puede ser verdadera, pero no siempre. Las joyas nunca me han parecido algo demasiado importante; las imágenes sí, pero ¡ay, las palabras, las palabras son algo mágico para mí! Así que yo podría responder así:

- Me encanta que mi chico me regale joyas. Yo creo que una joya vale más que mil palabras.
+ Bueno, eso es lo que opinas tú. Para mí las joyas son un objeto inútil y caro. 


Como te decía al principio, la palabra bueno, usada como marcador discursivo, no solamente nos sirve para esto. En esta imagen tienes sus cinco usos más frecuentes, con algunos ejemplos:


bueno como marcador discursivo





De la primera pintada, Bueno, eso es lo que tú opinas, tío, quería comentarte algo sobre la última palabra. El tratamiento tío/a es muy usado en situaciones informales entre amigos, así que aquí no significa 'el hermano de mi madre o de mi padre', solamente es una manera de tratar a un amigo. 

Bueno, pues ya hemos llegado al final. Y supongo que te has fijado en el bueno con el que he empezado este párrafo, y que en este caso cumple la función de marcar que se acerca la despedida. ¡Y allá va la despedida! ¡Hasta pronto!





4 comentarios:

  1. Marisa! Que me alegre oír tu voz en este edición del blog! A mí me encanta que ahora tenemos audio con el texto. Es como estar en tu clase español en Goya! Abrazos. Ercel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Y a mí me alegra recibir tus comentarios de vez en cuando y saber que sigues ahí leyendo! Un beso, Ercel

      Eliminar
  2. Gracias, Marisa. Muy interesante. Por cierto, los tres últimos audios se repiten. A ver si puedes remediarlo porque he probado la lectura con tu propia voz y me ha encantado.

    Suerte!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por avisar, Najib. Me había equivocado al incluir los enlaces. Ya está solucionado, creo. ¡Me gusta que te guste mi voz! ¡Buen domingo!

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.