sábado, 28 de enero de 2017

Cuatro perras

Desde hace poco tiempo, el metro de Madrid permite la entrada de perros (con sus dueños, claro). Y es que cada vez más los que tienen perro piden y luchan por el acceso de estos animales a todo tipo de lugares. Pero al mismo tiempo, cada vez son más las personas que protestan por el poco cuidado que algunos dueños de perros tienen con los espacios comunes. Unos y otros tienen razón, y por eso en las calles encontramos de todo.
   
Encontramos, por ejemplo, carteles que prohíben la entrada de perros en algunos lugares, como el de esta tienda de juguetes:


no se admiten perros
Calle Bravo Murillo

Está muy claro: ningún perro. Supongo que antes tenían otro cartel que decía que no se admitían perros, pero algunos dueños de perros muy pequeños insistían en entrar con ellos. Así que especificaron: de ningún tamaño.

Otros carteles, aunque indican lo mismo, son más amables, como por ejemplo el de este supermercado:



yo me espero aquí
Calle Santa Engracia

La frase me espero parece un poco rara, ¿verdad? ¿Me espero a mí mismo? ¿El perro se espera a sí mismo o espera a su dueño? El perro espera a su dueño, pero en la lengua informal es muy común usar el verbo esperar en forma reflexiva (aunque no tenga un significado reflexivo):

Me ha gustado mucho la peli, pero no me esperaba un final tan triste. 
¡Espérate un momento, que voy contigo!


Encontramos también carteles en lugares públicos que admiten la entrada de perros, pero no siempre admiten a todos:


perros sí
Calle Pelayo

perros buenos bienvenidos
Plaza de la Paja

En el café de la última foto solo admiten perros buenos. Los malos se quedan fuera. Y en este otro café, el perro ladra (¡guau, guau, guau!) porque se pone muy contento cuando lee el cartel, jejeje:

perros pueden pasar
Calle Gravina

Es más raro encontrar carteles como estos en tiendas donde se venda comida o en farmacias. Sin embargo, en esta farmacia lo ponen bien claro, y además con un gran cartel:


bienvenidos perros y gatos
Calle Alemania (Málaga)

¡Menos mal, por fin alguien que se acuerda de los pobres gatos!

En fin, como veis las cosas no están muy claras y las opiniones están divididas. Más todavía porque, como decía al principio, hay dueños de perros muy maleducados. Esto se puede apreciar perfectamente en carteles como estos:


perros
Calle Ruiz

perros
Calle Embajadores
Los dos carteles, aunque son muy diferentes en el estilo (el primero más formal, el segundo más informal) se refieren al mismo problema: en el primero, usan la expresión hacer mis/tus/sus necesidades para evitar las palabras más directas (y feas) mear y cagar. En el segundo, solamente se quejan de que los perros hacen pis en la puerta; es una tienda y me contó la dueña, que estaba poniendo el cartel, que un señor llevaba todos los días a su perro a la puerta y lo ponía ahí a hacer pis. En fin, este es un problema común a muchas ciudades del que ya te hablé en la entrada Ya está bien, donde podrás encontrar otros carteles sobre el tema de diferentes partes de España.

Y ya que hablamos de perros, no me resisto a enseñarte dos expresiones más que contienen la palabra perro. Ya hemos visto en entradas anteriores (Una vida perra y Me gustan los perros) expresiones relacionadas con estos animales, pero, como las personas y los perros comparten mucha historia y mucho espacio, hay muchísimas.

Hay un bar del pueblo de Majadahonda (en la Comunidad de Madrid) que se llama así:


más raro que un perro verde
Majadahonda (Madrid)

Cuando algo es muy poco habitual, extraño, podemos decir que es más raro que un perro verde. Y es que perros verdes no hay muchos, yo hasta ahora no he visto ninguno.

Y una última expresión para terminar la entrada:


Calle de la Palma

La tienda se llama 4 perras, lo que significa 'poco dinero': decimos, por ejemplo, me ha costado cuatro perras o lo he comprado por cuatro perras si algo era muy barato.

Pero en realidad, esta palabra no tiene relación con los animales, sino con el nombre de una antigua moneda (la perra, chica -pequeña- o gorda -grande) que tenía poco valor.

Como ya hemos hablado en varias entradas de expresiones que tienen que ver con los perros y otros animales, ¿qué te parece si las recuerdas haciendo este ejercicio?





Y tú ¿estás a favor de que las mascotas entren en todas partes o no? ¿La situación en tu país es parecida?

¡Hasta pronto!

3 comentarios:

  1. Gracias, Marisa, por otra entrada muy entretenida. Sobre el tema, yo sinceramente creo que, como en tantos otros asuntos, España está liderando el camino hacia el progreso. En varias circunstancias he presenciado que los dueños recogieron la KK de su amable mascota, incluso en las zonas muy rurales del país.
    En contraste, en mi pobrecito país, caminar a través de parques públicos e incluso en las aceras regulares, a menudo puede ser una experiencia muy frustrante y peligrosa, algo así como caminar por un campo minado. :(

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la entrada! En mi opinion, si, tenemos un problema con perros en mi ciudad. Hay gente que trae sus perros al supermercado, incluso poniendolos en los carritos donde se pone la comida. Desde cuando es necesario llevar los perros a todas partes? Hay un cartel en mi supermercado local que dice que no se permiten perros, con la excepcion de perros de servicio. Estoy de acuerdo que los perros que son cualificados para hacer un trabajo deben poder entrar en cualquier tienda. Pero el problema es que las personas son muy malas y hay muchas que mienten, diciendo que su perro es perro de servicio solo para que puedan traerlo a todas partes. Hasta hay personas que les echan un abrigo o chaleco a sus perros para que se vean mas legitimos. Los gerentes de las tiendas no pueden cuestionar a estos clientes porque legalmente, es una violacion de su privacidad. Estas personas se aprovechan de las reglas porque creen que sus perros son especiales, y me molestan muchisimo!!! Si tu perro no esta feliz esperandote afuera, dejalo en casa. Me parece una cuestion de los duenos siendo muy egoistas, poniendo sus "necesidades" primero, ignorando a los que no quieren siempre estar con perros. Y a mi me gustan los perros mucho! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que el mismo problema existe en todas partes, de una manera o de otra. Aquí no he visto lo de los supermercados que tú cuentas, pero los dueños de perros se saltan otras normas. Soy de la misma opinión que tú: en algunos lugares no es necesario ni conveniente que entren los perros (ni otros animales, y algunas personas tampoco deberían entrar, jajajaja).

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.