martes, 4 de mayo de 2021

Donde haya vida

Hace un par de meses, un alumno mío, Colin K. Paulson (¡gracias, Colin!), me regaló esta preciosa foto que sacó en el barrio de las Letras de Madrid:

Aprende español callejeando por Madrid: Donde haya vida

Como seguramente sabes, en Madrid llevamos unos meses muy malos, con la pandemia y la situación política, y así es como entendí este mensaje: lo que vivimos en este momento no es una vida como debe ser, y nos gustaría ir a otro lugar donde haya vida de verdad. ¿Y qué lugar puede ser ese? Puede que haya muchos o que no haya ninguno. Solamente hablamos de un lugar con una característica, no de un lugar concreto y conocido o experimentado.

Y, en relación con esto, te explico la razón por la que no he escrito en este blog hace ya varios meses: me siento últimamente muy a disgusto en Madrid, la ciudad en la que he nacido y he vivido en toda mi vida. Pero hoy tenemos elecciones (votamos el gobierno de la Comunidad Autónoma de Madrid) y espero con toda mi alma que haya un cambio. Ojalá mucha gente reaccione ante lo que hemos vivido y diga "NO" a esta forma de gobernar, que nos ofrece libertad para tomarnos cañas en los bares mientras nos quita servicios públicos tan necesarios en este momento. Espero que los jóvenes no se dejen engañar por esa estúpida "libertad" y reaccionen, porque, como dice esta pintada...


Aprende español callejeando por Madrid: Donde haya vida
Calle María de Zayas


¿A qué pueblos se refiere? A ninguno en particular, a ninguno concreto, habla de pueblos en los que la juventud no sea rebelde, no reaccione a la injusticia. Como ocurría con la foto anterior, la frase solo nos habla de una característica de esos pueblos, pero no de pueblos concretos.


Cambiando de tema (pero no de forma gramatical), te muestro una imagen de una tienda que ha abierto hace poco en mi barrio (lo cual es un milagro, en estos tiempos):


Aprende español callejeando por Madrid: Donde haya vida
Calle Ambrosio Vallejo


Es una tienda de objetos hechos artesanalmente y tienen cosas muy bonitas que pueden servir para regalar. Ellos se ofrecen a enviarte los regalos que compres donde tú les digas. Y aquí tenemos otra vez la forma donde y luego una frase con el verbo en subjuntivo, como en las dos imágenes anteriores. Aquí, donde equivale a al lugar / a la dirección que. Y usan el subjuntivo porque no se trata de un lugar conocido tampoco en este caso (los de la tienda no pueden saber cuál es ese lugar en este momento).

Como ves, relacionar dos frases con donde equivale a hacerlo con los pronombres relativos en-a el/la/los/las que... Por eso, igual que con estos pronombres (o con el pronombre relativo que), a veces usamos indicativo y a veces subjuntivo. Te expliqué cómo funcionaba esta estructura en la entrada Tonto el que lo lea, y te pongo aquí de nuevo la imagen que resume las explicaciones. En la imagen se habla de "cosas" y "personas"; si lo cambiamos por "lugares", nos sirve para explicar el uso de donde.


Aprende español callejeando por Madrid: Donde haya vida


Como todas las fotos que he puesto hasta ahora muestran ejemplos con subjuntivo, voy a darte otros con indicativo.

Este primero es una placa conmemorativa que nos habla de una cantante que fue muy popular en Madrid:


Aprende español callejeando por Madrid: Donde haya vida
Puerta del Sol


Como ves, aquí la frase que empieza con donde sí se refiere a algo concreto y conocido, un café que ya no existe pero existió.

El segundo ejemplo es un anuncio de una óptica:


Aprende español callejeando por Madrid: Donde haya vida
Calle Fuencarral


En este caso, usan el indicativo para atraer clientes, como diciéndoles: "Oye, tú que sabes elegir regalos, tienes que comprar aquí, porque nuestra tienda es el lugar al que vienen todos los que saben elegir un regalo".


No sé si tú sabes regalar o no, pero yo sí te hago hoy un pequeño regalo, que es esta entrada. ¡No te imaginas lo que me ha costado ponerme a escribir de nuevo! ¡Será la pequeña esperanza que tengo de cambio, que me ha dado fuerzas para hacerlo!

Espero no tardar mucho en volver por aquí, y por eso te digo ¡hasta pronto!



10 comentarios:

  1. ¡Anímate, Marisa, por favor! No me digas que en Madrid no hay vida, porque así arruinarás mi última esperanza. Nosotros, que vivimos en lugares mucho, mucho peores, donde solo quedan jirones de democracia, miramos lugares como España como los únicos lugares donde todavía hay vida. Mis preciosos recuerdos de Madrid, Segovia, Toledo, Málaga, Córdoba, La Coruña ... estos recuerdos me mantuvieron vivo y con ganas de vivir todos estos meses interminables. Por favor, no te rindas, sube la cabeza, nos esperan tiempos mejores.
    Un cordial saludo desde Serbia, donde definitivamente no hay vida ni esperanza en un futuro previsible.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Goran!

      Claro que en Madrid hay vida, pero no la clase de vida que a mí me gusta. Se ha convertido en una ciudad tomada por las terrazas de los bares, las motos y los patinetes ocupando todos los espacios de los peatones; una ciudad donde cada uno hace lo que le da la gana, sin importarle el resto de la gente; una ciudad con un centro ocupado por los pisos turísticos, donde la gente normal y corriente no puede pagarse un piso, ni comprado ni de alquiler; una ciudad que, con excepción de algunas zonas privilegiadas, está siempre sucia.

      En fin, sé que todo depende de con qué lo compares, pero este Madrid no es mi Madrid. No obstante, seguiré resistiendo con la cabeza muy alta.

      Un abrazo y fuerza para ti también

      Eliminar
  2. ¡Muchas gracias! Me alegro tanto que hayas vuelto a escribir tu blog tan interesante. Ojalá que haya un cambio político en Madrid. Según las noticias me parece que muchos ciudadanos y ciudadanas acuden a votar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Chris. Finalmente no ha habido cambio y vamos a peor. Pasaremos a la resistencia. ¡Hasta pronto!

      Eliminar
  3. Hola, Marisa, me alegro mucho de que sigas escribiendo de cosas ligüísticas y de la vida en Madrid, pues mucha falta nos hace en estos tiempos de pocas posibilidades de viajar(y no solamente porque no haya un tren de Moscú a Madrid:)
    Todos vivimos con la esperanza de construir una "nueva realidad", pero hay que saber resistir a la vieja... ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  4. Este tiempo es difícil para todos pero espero que nunca nos quitará la esperanza. Muchas gracias por tu blog.

    ResponderEliminar
  5. Ánimo, Marisa. La tormenta pasará,y brillará el sol, y cantarán los pájaros, y Maríano se jubilara ( con tilde que el corrector no me la pone). Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ánimo y fuerza para ti también para terminar este curso tan extraño!

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.