domingo, 10 de febrero de 2013

¡Ay, Carmela!

Un bar con un nombre histórico


Si no eres español, vas por Córdoba y te encuentras este bar, probablemente su nombre no te diga nada especial:

bar con nombre historico
Plaza de la Corredera (Córdoba)

Pero "Ay Carmela" hace referencia a una canción que fue muy popular durante la Guerra Civil española (1936-1939).

Esta canción, en realidad, es una canción del siglo XIX que los guerrilleros españoles cantaban en la época de las luchas contra el ejército de Napoleón. Con el paso de los años, su letra cambió y se adaptó a otras circunstancias; así terminó siendo una de las canciones más populares entre el bando republicano y hablando de la batalla del Ebro, una de las batallas más duras de la guerra civil.

Aquí puedes escuchar la canción y debajo tienes la letra (de esta versión):






El Ejército del Ebro (rumba la rumba la rumba la) (bis)
una noche el río pasó. (¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!) (bis)


Pero nada pueden bombas (rumba la rumba la rumba la) (bis)

donde sobra corazón. (¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!) (bis)

Contraataques muy rabiosos (rumba la rumba la rumba la) (bis)
deberemos resistir. (¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!) (bis)
Pero igual que combatimos (rumba la rumba la rumba la) (bis)
prometemos resistir. (¡Ay Carmela! ¡Ay Carmela!) (bis)


Quién fue la Carmela de la canción, eso no lo sé. Pero sí te puedo mostrar una escena de la película ¡Ay, Carmela!  (1990), una tragicomedia de Carlos Saura. Esta escena es muy interesante para cualquiera que estudie un idioma extranjero. En ella, la pareja protagonista está con un grupo de soldados polacos de las Brigadas Internacionales (expliqué un poco sobre ellos en ¿De quién es la culpa?); todos ellos, españoles y polacos, han caído prisioneros de soldados del bando nacional (el bando franquista):





En un cuento de su libro Penas precoces, decía el poeta serbio Danilo Kis (perdón por la ortografía, sé que no he escrito correctamente el apellido, pero no sé cómo escribir la letra final en mi teclado): 

Mi padre me explicó una vez que dos hombres que hablan diferentes lenguas pueden entenderse de alguna manera si son personas de buena voluntad y están cuerdos. En esas ocasiones sólo hay que hablar despacio y con sabiduría, y, por supuesto, no hay que hacer preguntas difíciles.

Tal como hace Carmela, una buena profesora de español, ¿no?

2 comentarios:

  1. Aúnque no soy español, el nombre de ese bar no me quedaría indiferente si lo hubiera encontrado callejeando por Córdoba hace tres y pico años.
    Todavía me acuerdo de escuchar a mis hermanas cantando ¡Ay Carmela! cuando yo era pequeñito. Pero, supongo que la canción era famosa en todos los países socialistas de la época.

    Por cierto, el enlace en tu artículo está quebrado. Me encontré la misma versión de la canción en este enlace:
    https://www.youtube.com/watch?v=-tvG7R3Rs2M&list=PLBFUwaPzy3ZFI2X7ktswCCWT-Vads9VGT&index=5

    junto con algunas otras versiones:
    https://www.youtube.com/playlist?list=PLBFUwaPzy3ZFI2X7ktswCCWT-Vads9VGT

    De todos modos, muchas gracias por otra más entrada excelente. La escena de la película me hizo muy emocional, así como el breve fragmento del cuento de uno de mis autores favoritos, Danilo Kiš (así es como se escribe :) ). Yo no sabía que él era tan conocido en España, y eso es lo que me encanta mucho. También te recomiendo ampliamente sus otras famosas colecciones de historias – "Una tumba para Boris Davidovich" y "Enciclopedia de los muertos".

    !Continúa haciéndolo excelente! ¡Abrazos grandes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenos días, Goran. No sabía que la canción era tan popular en otros países. Muchas gracias por lo del enlace, lo voy a cambiar. Hasta pronto.

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.