jueves, 19 de noviembre de 2015

A mesa puesta



           

¿Te gusta cocinar? ¿Lo haces solo en ocasiones especiales o todos los días? Yo, la verdad, no cocino casi nunca. Primero, porque no me gusta cocinar; segundo, porque mi marido cocina estupendamente. Así que él se ocupa de la comida y yo de otras tareas de la casa.

Pero, claro, también a él le gusta descansar algunos días y no cocinar. Así que hay dos opciones: comer fuera o comprar comida para llevar. De esto último cada vez hay más oferta en Madrid; por ejemplo, estos dos sitios con bonitos nombres:


hoy no cocino
Calle Reina Victoria

comida
Calle Atocha



El nombre del primer lugar es muy directo y claro, "Hoy no cocino"; el del segundo es un poco más elaborado: impostor/a es una persona que simula ser otra persona. Claro que sería mejor, entonces, decir "el cocinero impostor" o "la cocinera impostora", porque es una palabra que se aplica a personas. Pero claro, me imagino que han elegido aplicarle el adjetivo a la palabra cocina para no tener que elegir entre masculino y femenino.

En este cartel, nos invitan a engañar a nuestros invitados o familiares, diciendo "diles que lo has hecho tú", y, si hacemos eso, seremos también unos impostores. Fíjate en que usan hacer y no cocinar. Aquí te explico cómo usamos estos dos verbos cuando hablamos de la cocina:


cocinar y hacer





La segunda opción, que es la más habitual, es comer fuera. Se puede comer en un restaurante o tomar unas raciones (platos que se pueden compartir) en otro tipo de local (bares, tabernas, cervecerías, etc.). En un caso o en otro, en Madrid la oferta de locales es muy variada y muchas veces llaman la atención sus nombres (como pasa con muchos bares). Por ejemplo, estos tres:



lugares para comer
Calle Reina Victoria

lugares para comer
Torrelodones (comunidad de Madrid)

lugares para comer
Calle Arrando



El nombre del primer lugar, si lo escribimos manduca (con c en lugar de k), significa 'comida'. Es una palabra informal y se puede usar, por ejemplo, así: Voy a comprar algo de manduca, que no tengo nada en la nevera.

En la cervecería de la segunda foto, usan parte de la expresión ir/venir/llegar a mesa puesta, que significa 'ir/venir/llegar a la hora de la comida, cuando todo está ya preparado'. Esta expresión se usa muchas veces para reprochar a la persona que lo hace su falta de colaboración:

- ¿Todavía no está la cena?
+ Claro, como tú siempre vienes a mesa puesta, ni te has acordado de que yo hoy tenía que trabajar hasta las 9 de la noche.

En fin, que para no discutir, lo mejor es ir a comer fuera, donde llegamos a mesa puesta pero nadie nos puede reprochar nada.

El nombre del restaurante de la tercera foto es una palabra que me encanta. Bienmesabe es el nombre de varios platos típicos de diferentes partes de España: puede tratarse de un dulce (así es en Canarias) o de un plato de pescado (como en Cádiz). La palabra me gusta porque es una palabra compuesta en la que se puede ver su significado original: bien-me-sabe, o sea, me sabe bien, que quiere decir 'tiene buen sabor para mí'.

Aquí tienes otras palabras que se han formado igual que esta. Todas tienen en común que se usan para describir el carácter de las personas.


metomentodo correveidile hazmerreír sabeloto





Y por último, ¿quién se puede resistir a entrar en un restaurante donde anuncian sus comidas así, como hace este restaurante de Valladolid? En esta época en la que cocinamos poco en casa, la comida casera (hecha en casa o hecha como se hace en casa) está más valorada que nunca. Los supermercados están llenos de productos caseros que no tienen nada de caseros, porque están hechos en fábricas, pero este restaurante nos anuncia, además, comidas hechas con amor, como cocinaban nuestras madres para nosotros. En fin, ¡seguro que después de leer esta entrada tienes un poco de hambre! ¡A comer y a disfrutarlo! ¡Hasta pronto!


hecha con amor
Valladolid




5 comentarios:

  1. ¡Hola! ¡Esas palabras compuestas son increíbles! Creo que nunca las he oido - o es más probable que las haya oido y no entendido :) Me encanta tu blog, leo cada cápitulo, y ahora con tu voz, está aún más bueno. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Bubu:

      Sí, son bonitas esas palabras, ¿verdad? No hay muchas así y quizá por eso me gustan. Me alegra saber que lees las entradas del blog con agrado y también que te gusta la novedad del audio. ¡Sigue ahí! Muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Este blog lo haces pero muy, muy bien. Siempre aprendo muchas cosas nuevas. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soy yo, Abby Neumiller Hanell. No se por que no aparece mi nombre.

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.