lunes, 30 de noviembre de 2015

Un roto para un descosido

En los últimos tiempos, varias razones han coincidido para poner de moda una actividad que parecía casi desaparecida: la costura (que es el sustantivo que corresponde al verbo coser).

La crisis económica ha obligado a la gente a no comprar tanta ropa y a arreglarla más. Muchas personas han aprendido a hacerlo ellas mismas, pero otras, porque no saben coser o por comodidad, la llevan a los numerosos establecimientos especializados que han aparecido en los últimos años. Hay muchos arreglos que pueden hacerte en la ropa, pero hay cuatro que son básicos y son los que aparecen en este escaparate:


costura
Calle Bravo Murillo

Estos verbos se corresponden con los adjetivos ancho, estrecho, corto y largo, y significan 'hacer más ancho, más estrecho, más corto o más largo'. Todos se han formado con prefijos excepto estrechar: el prefijo a- en alargar y acortar (como aconsejar, de consejo, o ablandar, de blando) y el prefijo en- (más una s intermedio) en ensanchar (como enamorar, de amor, o encarecer, de caro). Recuerda que tienes más ejemplos de formación de verbos con el prefijo en- en la entrada El jefe me envejece.

Pero el verbo básico es arreglar. Eso es lo que hacemos cuando la ropa no nos va bien o se nos ha quedado ancha o se nos ha roto: arreglar la ropa. Por eso, muchas tiendas usan esta palabra en sus escaparates, como esta del barrio de Chueca:


costura
Calle Infantas



costura
Calle Infantas

Compostura significa también 'arreglo, reparación', pero solamente la usan las tiendas en sus escaparates. Solamente hay un uso de esta palabra que está generalizado, y es en la expresión perder la compostura. En esta expresión se usa la palabra con otro de sus significados, el de comportamiento digno y adecuado. Cuando alguien se comporta de manera indigna y no adecuado a una situación, decimos que ha perdido la compostura.

Hay tiendas de este tipo con nombres bonitos o graciosos. Gracias a ellas hoy vamos a aprender algo de gramática y una expresión. Empezamos por la construcción gramatical que se utiliza en el nombre de esta tienda de Burgos:


cose que te cose
Plaza Mayor (Burgos)

La construcción verbo en tercera persona de singular del presente de indicativo + que + el mismo verbo se usa para expresar acción repetida insistentemente y es equivalente a un gerundio (la forma del verbo que termina en -ando o -iendo). Es una construcción de uso informal, y sobre todo se utiliza con verbos cortos, sobre todo los de dos sílabas, como correr, bailar o llover. En la siguiente imagen tienes un par de ejemplos; este hombre podría decir también "ha estado todo el tiempo lloviendo" y "he estado corriendo", pero con esta construcción la acción resulta más insistente.


corre que te corre


Aunque esta construcción se usa con mucha frecuencia combinada con el verbo estar (como en la imagen anterior), funciona igual que un gerundio, y por lo tanto puede combinarse con otros verbos, como seguir, ir, etc. Por ejemplo:

Ahí sigue María, cose que te cose todo el día
Todo el día va corre que te corre de un lado a otro


Otra tienda de arreglos que vi en un barrio de las afueras de Madrid tiene un nombre gracioso:




tiendas de costura
Calle Mirlo

Roto es el participio del verbo romper; descosido es el participio de descoser, que procede de la formación des-coser, o sea, 'deshacer algo que está cosido'. La ropa muchas veces se rompe o se descose, y decimos que está rota o está descosida. Pero además, existe una expresión en español que es siempre hay un roto para un descosido, y que significa que, aunque una persona tenga muchos defectos (cualidades negativas, tanto físicas como de carácter), al final siempre va a encontrar a alguien parecido que le quiera. Esta expresión se usa muchas veces con un sentido negativo, despectivo, como en este ejemplo:

- ¿Sabes que Ramiro se casa?
+ ¡No me digas! ¡No me lo puedo creer! ¿Y con quién?
- Con Margarita, su novia del instituto, ¿te acuerdas?
+ Uf, sí, Margarita, ¡cómo no me voy a acordar! ¡Pues vaya dos que se van a juntar! 
- Bueno, ya sabes, siempre hay un roto para un descosido.

En esta tienda, en cambio, no quieren ni rotos ni descosidos, lo quieren todo perfecto.

¿Y tú, te arreglas tú mismo la ropa? ¿La tiras cuando tiene un roto o un descosido? ¿La llevas a alguna de estas tiendas? ¿Hay muchas tiendas así en tu país o no? ¡Cuéntame!






2 comentarios:

  1. ¡Hola, Marisa! Aquí en Rusia no vi ninguna tienda de ropa que te ofrezca servicios de costura, pero hay talleres de costura que se dedican a esas cosas. No hay muchos talleres así, al menos si comparar su cantidad con la de cervecerías. No hay mucha gente que va a talleres, sigue preferiendo compar ropa nueva pese a la crisis.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Alexei:

      Claro, aquí pasa igual, hay infinitamente más bares que tiendas de arreglo de ropa. Y en general, la gente también prefiere comprar ropa nueva, muchas veces barata y mala, que dura poco y se tira directamente a la basura. ¡Es una pena cómo llenamos inútilmente de basura nuestro bello planeta! Pero sí he observado en los últimos años un aumento de este tipo de establecimientos, esperemos que esto sea una pequeña señal de esperanza. Gracias por tu comentario.

      Eliminar

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.