domingo, 11 de noviembre de 2012

No puedo ser la mujer de tu vida

Una pintada con mensaje feminista


Demasiados posesivos


Hace un par de años, alrededor del día 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, aparecieron en las fachadas del barrio de Malasaña de Madrid algunas pintadas de color violeta, el color del feminismo. Una de ellas era esta (que solo duró unos pocos días):


posesivos no puedo ser la mujer de tu vida
Calle Galería de Robles


Junto al color violeta, vemos debajo de la frase el símbolo feminista, y el mensaje también lo es: "No puedo ser la mujer de tu vida, porque soy la mujer de mi vida". O sea, mi vida es mía y de nadie más; nadie es mi dueño.

Vamos a comentar la frase con más detalle:

- La expresión "la mujer / el hombre de mi vida" significa 'la pareja ideal, la persona con la que vivirías feliz toda la vida". Es una expresión romántica que se usa, por ejemplo, en muchas canciones.

- "xq" es la manera abreviada de la palabra "porque": "x" es el símbolo matemático para la multiplicación (2 x 2= 4, que se dice "dos por dos es igual a cuatro") y "q" es una forma corta para "que". Este tipo de formas cortas se usan frecuentemente en mensajes enviados por móvil, pero también, cada vez más, en cualquier tipo de comunicación informal por Internet y otros medios.

- Por último fíjate en las formas para expresar la posesión: "tu vida" y "la mía". Voy a dedicarle a estas formas (los posesivos) el resto de esta entrada.

Tenemos dos series de palabras posesivas:

1. Formas cortas, sin acento propio (al pronunciarlas las unimos con la palabra que va detrás): mi(s), tu(s), su(s), nuestro/a(s), vuestro/a(s), su(s). Son las que usamos delante del sustantivo, como en "tu vida" o en este otro cartel puesto en la ventana de una casa de Bayona (Galicia):


posesivos recoge la caca de tu perro

Sí, este es un problema grande en muchas ciudades y pueblos de España -también en Madrid-, y por eso el Ayuntamiento hizo estos carteles para concienciar a los dueños de los perros. En esta foto también encontramos una abreviatura: "kk" es "caca", porque la letra "k" se pronuncia así, "ca".

Estas formas cortas pueden combinarse con las palabras "todo/a/os/as" y con "otro/a/os/as":
Toda mi vida he querido viajar a Argentina, pero todavía no he podido
Tengo los libros en mi otra casa

2. Formas largas, con acento propio: mío/a(s), tuyo/a(s), suyo/a(s), nuestro/a(s), vuestro/a(s), suyo/a(s). Se usan así:

- Acompañan también a un sustantivo, pero detrás. Las usamos cuando delante del sustantivo necesitamos usar un artículo indeterminado ("un/a/os/as") o un demostrativo ("este/a/os/as, ese/a/os/as, aquel/aquella/aquellos/aquellas"). Por ejemplo, si yo empiezo a contar algo diciendo:

"Pues un amigo mío me ha dicho que...",

necesito decir "un" porque es la primera vez que lo nombro y tengo más amigos; si luego sigo hablando de él, ya puedo decir, por ejemplo:

"y además, mi amigo sabe mucho de eso...",

porque ya lo he nombrado antes, mi oyente sabe de qué amigo estoy hablando.

Otro caso es la manera habitual de comenzar un escrito formal, especialmente en cartas comerciales, escritos de reclamaciones y similares:

Muy señor/a/es/as  mío/a/os/as:

- Cuando no necesitamos usar el sustantivo porque está claro por el contexto o ya se ha dicho, como pasa en la foto del principio o en esta otra:


posesivos como si fueran suyos

Quiere decir "respétenlos como si fueran sus servicios". Esta foto la saqué, claro, en unos baños públicos, en concreto en la Casa de Castilla-La Mancha en Madrid, y otro día te hablaré un poco más de esta frase y de lo que son las casas regionales.

- Usamos también las formas largas detrás del sustantivo en algunas expresiones informales como estas exclamaciones:

¡Madre mía!, ¡Dios mío!, ¡Pobrecito/a mío/a!

También en la lengua familiar, para iniciar o mantener el contacto:

Cariño mío, hijo/a mío/a, amor mío


Te dejo con un resumen de todo lo anterior:


posesivos español



Esto es todo por hoy. ¡Que no se te olvide ser el hombre o la mujer de tu propia vida!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.