miércoles, 5 de diciembre de 2012

Escoge tu recorte

¿Somos muñecas recortables?


Hasta hace poco tiempo, la palabra "recortar" (dar forma a algo de papel, tela, etc. con unas tijeras) se asociaba sobre todo con los trabajos manuales de los niños, y en especial con las muñecas recortables. Hoy, "recortar" y "(el) recorte" son palabras que oímos y decimos cada día aplicadas a la pérdida de servicios sociales, al empeoramiento de los servicios públicos o, directamente, a la pérdida de sueldos, pensiones...

Fíjate en esta pancarta de una manifestación:


escoge tu recorte
Imagen de Raquel Rodríguez


 Ahora en España puedes escoger (elegir, 'decidir entre dos o más opciones') entre:


-   Recortes en sueldos (rebaja de sueldos)
- Recortes en ayudas y  subvenciones (a las personas dependientes -ancianos, discapacitados...-, a las ONG, etc.)
-  Recortes en educación -pública, claro- (menos profesores, más alumnos por clase, menos recursos, matrículas más caras)
-  Recortes en sanidad (pago por recetas, pago por transporte hospitalario no urgente, retirada de la tarjeta sanitaria a muchas personas, privatización de la gestión de los hospitales).

La lista completa sería demasiado larga. Hay mucho donde elegir, ¿no? ¡A eso se le llama libertad de elección!

Aprovecho esta pancarta para hablarte un poco sobre la manera de escribir los verbos "escoger" y "elegir". Los dos con frecuencia se escriben mal. ¿Por qué? Los dos se escriben generalmente con "g", pero, cuando detrás necesitamos usar una "a" o una "o" detrás de ese sonido, tenemos que cambiarla por una "j" (porque el sonido no cambia). 


ortografia


Esta no es una norma general para todas las palabras, solamente nos sirve para los verbos que tienen la -G- en su raíz, porque en español -GE- y -JE- suenan igual, y también -GI- y -JI-. Te pongo algunos ejemplos:


palabras terminadas en aje




Ahora, decide tú:







¡Hasta pronto!



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Tus comentarios me encantan y me emocionan. ¡Soy así de vanidosa! Bueno, en serio, la verdad es que me encantaría que comentaras todo lo que te ha venido a la cabeza mientras leías la entrada. ¡Gracias por ayudarme a mejorar! Los comentarios no se publicarán automáticamente, los leeré antes para evitar el spam, así que puedes tardar unas horas en ver tu comentario publicado.